Asociación de Clubes de Fútbol Femenino exige reconocimiento profesional

La Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF) solicitó al Consejo Superior de Deportes (CSD) declarar a la Primera División femenina una liga profesional, ya que cuenta con las cifras necesari...

La Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF) solicitó al Consejo Superior de Deportes (CSD) declarar a la Primera División femenina una liga profesional, ya que cuenta con las cifras necesarias para dicho reconocimiento.

Mediante un comunicado oficial, la ACFF consideró cumplir con los requisitos para que la Primera División sea considerada competencia profesional, pues la asociación percibe millones de euros por temporada por la venta de sus derechos audiovisuales.

“Casi treinta años después, y a pesar de los numerosos cambios que se han producido en el ámbito deportivo y económico, las únicas competiciones profesionales en España siguen siendo la primera y segunda división A de fútbol (La Liga Santander y La Liga SmartBank) y la ACB (Liga Endesa) de baloncesto, todas ellas masculinas”, argumentó la entidad en el comunicado.

La ACFF afirmó que la Primera División femenil ha evolucionado rápidamente en distintos ámbitos, como el social, deportivo y económico en un lapso de cinco años, desde su creación. Además, ha conseguido que todas sus jugadoras tengan contratos profesionales.

En el texto se aseguró que los partidos de Primera División femenil cuentan con una presencia televisiva y audiencias que superan los 6 millones de espectadores al año, incluyendo llenar grandes estadios del fútbol profesional.

Gracias a la positiva reacción de la afición, la Liga Iberdrola se ha convertido en el tercer torneo en España en ingresos por comercialización de sus derechos audiovisuales por detrás de La Liga y la ACB.

La ACFF se amparó en el artículo 8 de la Ley 10/1990 de 15 de octubre del Deporte, en la que se establece que deben existir vínculos laborales entre los clubes y deportistas, así como la importancia y dimensión económica del torneo, las cuales, según la entidad, cumple en su totalidad, por lo que el CSD debe calificarla como profesional.