Lanzador Blake Snell se niega jugar con recorte de sueldo

El lanzador estelar de la Rayas de Tampa Bay, Blake Snell, se negó a jugar la temporada del 2020 de las Grandes Ligas y poner en riesgo su vida, a cambio de un salario reducido.

El lanzador estelar de la Rayas de Tampa Bay, Blake Snell, se negó a jugar la temporada del 2020 de las Grandes Ligas y poner en riesgo su vida, a cambio de un salario reducido.

Tras el retraso del inicio de la campaña por el coronavirus y la propuesta de la MLB de una temporada de 80 juegos por equipos, además de una reducción del 50 por ciento del salario de los peloteros, el pitcher zurdo dijo que no expondría su salud por un sueldo rebajado.

“Hermano, estoy arriesgando mi vida. Si voy a jugar, debería de recibir el dinero que firmé para que me paguen. No debería recibir la mitad de lo que me pagan porque la temporada se redujo a la mitad”, expresó el ganador del Cy Young del 2018.

Snell, quien es el principal abridor de la rotación del manager Kevin Cash, indicó que para él “no vale la pena” arriesgarse a ser contagiado con tal de recibir menos de lo acordado en su contrato de siete millones de dólares para el 2020.

El lunes, los propietarios de los equipos aprobaron el plan de 80 juegos y la reducción del sueldo a la mitad, en espera de una respuesta del sindicato de jugadores, quien tiene la última palabra para aceptar o rechazar la propuesta.

“Es aterrador arriesgar mi vida y contraer COVID-19 y no saber y contagiar a los demás. Solo quiero que estén sanos y volvamos a la tranquilidad, Sólo digo que no tiene sentido que vaya a jugar y luego estar encerrado sin estar cerca de mi familia y mucho menos recibir una paga menor a la establecida”, subrayó.