Tigres recuerda su segundo título de Liga MX Femenil

El 13 de mayo de 2019 quedó marcado en la historia de Tigres gracias a que el equipo femenil se coronó por segunda vez en la Liga MX Femenil y algo que lo hizo más especial fue el rival: Monterrey.

El 13 de mayo de 2019 quedó marcado en la historia de Tigres gracias a que el equipo femenil se coronó por segunda vez en la Liga MX Femenil y algo que lo hizo más especial fue el rival: Monterrey.

Las Rayadas llegaron a la serie definitiva del Torneo Clausura 2019 con sed de revancha, ya que un año antes las Felinas consiguieron su primera estrella bajo la famosa frase de “en tu casa y con tu gente”.

“¡Hoy, hace un año, lo volvíamos a hacer! ¡El 13 de mayo del 2019 nos convertimos en las más campeonas de México!”, escribió Tigres en redes sociales para conmemorar la fecha.

Algunas jugadoras como Karen Luna, Alejandra Gutiérrez y la capitana Liliana Mercado aprovecharon para avivar los sentimientos con comentarios como “fuimos campeonas primero”, al referirse a que, a pesar de haber perdido la última Final Regia, ellas completaron la misión desde campañas anteriores.

El escenario de hace un año era muy similar al de 2018: el partido de ida terminó empatado, el de vuelta se disputaría en territorio rayado y al tratarse de un Clásico, el orgullo estaba de por medio.

Los últimos 90 minutos del torneo

Una vez que Diana Pérez Borja silbó el arranque del compromiso, ambos equipos buscaron el gol que marcara diferencia y les permitiera encaminarse al campeonato; sin embargo, al minuto ocho Blanca Solís aprovechó la tenue marca en el área chica para rematar con la cabeza y poner en ventaja a las visitantes.

El impulso anímico de la anotación tempranera llevó a las entonces pupilas de Ramón Villa Zevallos a mantener la presión en el arco defendido por Claudia Lozoya y ante la poca reacción de las locales, llegó el segundo tanto de la noche.

Al 24 Lizbeth Ovalle, siempre peligrosa por la banda izquierda, logró posicionarse entre las defensoras del Monterrey para recibir un centro lejano, acomodar el esférico y fusilar a la guardameta rival con un derechazo cruzado.

La primera mitad del encuentro terminó entre faltas, más embates felinos y un toque de suerte para el equipo dirigido por Héctor Becerra, que no recibió más goles e invirtió los papeles en algunos instantes del complemento.

La intensidad del juego incrementó, así como el número de infracciones hasta que al minuto 67, un despeje de Lozoya rompió la solidez de la defensa de Tigres, Alicia Cervantes recibió la redonda, tuvo espacio para conducir, disparar de zurda y acortar distancias.

A partir de ese momento, regresó el dominio universitario y al no encontrar la fórmula para marcar nuevamente, las Rayadas cayeron en la desesperación en la recta final.

El reloj se agotó ante la emoción y los cánticos de los seguidores de las felinas en la tribuna; además, el técnico Villa Zevallos dejó una imagen poco común al correr hacia el túnel que lleva a vestidores al escuchar el silbatazo e instantes después regresó a la cancha a festejar junto a sus jugadoras.

Tigres se caracteriza por mantener una base de jugadoras desde el primero torneo de la Liga MX Femenil, por lo que ellas presumen los dos campeonatos conseguidos e incluso siguen en el plantel.

Ofelia Solís, Nancy Antonio, Katty Martínez, Nayeli Rangel, Ovalle y Mercado son algunas de las ídolos de la afición universitaria, que ahora está a la espera de que regrese la normalidad al deporte para ver cómo el equipo pelea por su tercera estrella y mantenerse como el más ganador en la rama femenil.