A dos años, Dodgers recuerda su primer sin hit ni carrera en Monterrey

Hace dos años, el Palacio Sultán de Monterrey fue escenario de una de las noches más memorables de Dodgers de Los Ángeles y de las Grandes Ligas, ya que un 4 de mayo de 2018, la novena california...

Hace dos años, el Palacio Sultán de Monterrey fue escenario de una de las noches más memorables de Dodgers de Los Ángeles y de las Grandes Ligas, ya que un 4 de mayo de 2018, la novena californiana consiguió el primer juego sin hit ni carrera en toda su historia.

En aquella noche lluviosa en la "Sultana del Norte", los dirigidos por Dave Roberts enfrentaron a Padres de San Diego y se llevaron la victoria por pizarra de 4-0, en el primero de una serie de tres cotejos. Dicho encuentro fue el primer No-No combinado fuera de Estados Unidos y Canadá.

De la mano de Walker Buehler, Tony Cingrani, Yimi García y Adam Liberatore, Dodgers doblegó a un Padres de San Diego que tenía entre sus filas al antesalista mexicano Christian Villanueva.

Fue el tapatío quien estuvo a cargo del lanzamiento de la primera bola en compañía de la leyenda Fernando Valenzuela, quien fue ovacionado y aclamado por toda la afición presente en la casa de Sultanes de Monterrey.

El novato Buehler, quien hizo su tercera apertura en las mayores, abrió por Los Ángeles y durante seis episodios colgó el cero y solo permitió tres bases por bola y recetó ocho "chocolates" en apenas 93 lanzamientos.

A pesar de que el zurdo Tony Cingrani regaló dos bases por bolas en el séptimo inning, mantuvo intacto el sin hit, para darle paso al dominicano Yimi García, quien ponchó a dos rivales para completar una entrada perfecta.

Finalmente, Dave Roberts mandó al plato a Adam Liberatore, quien colgó el cero en la novena entrada para finiquitar la proeza de Dodgers y provocar la algarabía de los más de 22 mil aficionados presentes.

Matt Kemp con un elevado al prado derecho permitió a Chris Taylor anotar la de la quiniela. Chris Taylor y Enrique Hernández conectaron cuadrangulares en el segundo rollo; y en la sexta, el mexicano Alex Verdugo impulsó otra para cerrar la cuenta.