FIFPro pide condiciones justas para el futbol femenil

La Federación Internacional de Futbolistas Profesionales (FIFPro) publicó este lunes un informe en el que se piden condiciones justas para sustentar el desarrollo del futbol femenil una vez que term...

La Federación Internacional de Futbolistas Profesionales (FIFPro) publicó este lunes un informe en el que se piden condiciones justas para sustentar el desarrollo del futbol femenil una vez que termine la pandemia de COVID-19.

El documento titulado “Raising Our Game” tiene como principal objetivo apoyar a sindicatos, jugadoras, clubes, ligas, federaciones nacionales, confederaciones, patrocinadores e incluso a la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) a obtener un panorama más amplio sobre la industria.

FIFPro destaca que el futbol femenil es un “activo de gran valor” para el deporte y la sociedad en general, que puede tomar una dirección positiva y sostenible en lugar de ser considerado un gasto por los clubes.

Asimismo, el texto enfatiza en que el interés ha crecido con base en las cifras de asistencia en los estadios, transmisiones y acuerdos con patrocinadores que consideran que las colaboraciones son de alto nivel.

Sin embargo, también se incluye una serie de recomendaciones sobre los aspectos a mejorar, que llevarían al futbol femenil al éxito con un plan a largo plazo en el que predominarán la innovación y las inversiones.

Dentro de los estándares mínimos que se plantean en el informe, se pide que se las futbolistas cuenten con condiciones idóneas sobre la contratación, remuneración, carga de trabajo, medidas de seguridad y salud, así como el acceso a la indemnización.

Además, se solicita que los torneos internacionales se enfoquen en que las jugadoras puedan alcanzar su máximo rendimiento en igualdad de condiciones mientras estén protegidas.

Sobre la igualdad de género, FIFPro afirma que la lucha por la inclusión en el deporte comienza con las futbolistas como protagonistas en el terreno de juego, ya que las demandas a clubes, ligas y federaciones se expresarán también de forma colectiva y no sólo con papeleo en las oficinas.

No obstante, se resalta que el futbol femenil no pretende llevar el mismo camino que el varonil, pues la aplicación de los mismos reglamentos podrían llevar a cambios negativos e incluso obstaculizar el desarrollo de las nuevas generaciones.

“Si la industria del futbol profesional cree en el futuro del futbol femenino, este debe materializarse con las jugadoras como socias igualitarias que poseen un interés compartido en el futuro de su deporte”, cierra el informe.