Puerto Rico sigue bajo intensa actividad sísmica

Puerto Rico registra una alta actividad sísmica en los últimos días que obligó a que la gobernadora, Wanda Vázquez, emitiera la declaración de Emergencia de Desastre Mayor en la isla.

Puerto Rico registra una alta actividad sísmica en los últimos días que obligó a que la gobernadora, Wanda Vázquez, emitiera la declaración de Emergencia de Desastre Mayor en la isla.

La medida es para los municipios de Guánica, Guayanilla, Peñuelas, Ponce, Utuado y Yauco, a los que se les desembolsará dos millones para mitigar los daños, además de que se emitió una orden de congelación de precios para artículos de primera necesidad.

Tras el fuerte sismo de 5.9 grados de magnitud la mañana de este sábado, varias réplicas con una magnitud de 4.7 se registraron en Mayagüez y otro de 4.6 también en Ponce. Hasta el momento se desconoce el alcance de los daños.

Los últimos sismos siguen a muchos otros registrados desde el comienzo del sábado en la isla, entre los que destacó un terremoto de magnitud 5.9 registrado a las 8:54 hora local (12:54 GMT), informó la Red Sísmica de Puerto Rico.

Desde el viernes se venían registrando réplicas de diferente intensidad que siguieron al terremoto de 6.4 que sacudió la isla el martes provocando un muerto, cerca de dos mil refugiados y miles de viviendas dañadas.

El movimiento de tierra del pasado martes provocó un apagón total en la isla que a última hora del sábado está a punto de superarse.

Edificios y viviendas de la ciudad de Ponce sufrieron daños este sábado el suroeste de Puerto Rico, incluida la Casa Vives del casco histórico de la urbe sureña.

La gobernadora declaró el estado de emergencia tras el sismo del martes y este sábado aseguró que las autoridades de la isla trabajan para atender a los afectados en la costa sur.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) registró cerca de temblores en las últimas 24 horas, con magnitudes que oscilan entre 2.5 y 5.9 grados de magnitud.