El plan de trabajo solo se retrasó un poco, asegura “Canelo”

Por David Torres González

Por David Torres González

El boxeador mexicano Saúl “Canelo” Álvarez aseguró que solo se tardó algunos rounds más allá de lo planeado en lograr su objetivo y acabar con el ruso Sergey Kovalev, listo para nuevos retos, incluido el kazajo Gennady Golovkin si representa un buen negocio.

El Canelo noqueó en 11 rounds a Kovalev para convertirse en nuevo campeón semicompleto de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), una pelea complicada, como él lo sabía, y que se resolvió también como lo tenía presupuestado.

“Creíamos que iba a ser en cinco o seis rounds los que me iba a tardar (para noquearlo), pero es un gran peleador y yo nuevo en este peso, el plan de trabajo solo se retrasó un poco”, dijo el tapatío al término de la pelea.

Reconoció la calidad de “Krusher” Kovalev, quien por momentos controló con su jab y con la izquierda, aunque aseguró que en los últimos tres episodios saldría decidido a todo para imponerse, y así fue.

“Usaba bien su jab, hacia puntos, pero sabíamos que teníamos que cerrar los últimos tres rounds para que esto pasara y gracias a Dios se dio como queríamos”, añadió el ahora tetracampeón mundial.

Contento por el apoyo que le brindó la afición, le pidió paciencia a sus seguidores, pues “el Canelo es garantía”, dijo, además de hablar de sus próximos planes, entre los que podría estar Golovkin si hay un buen acuerdo económico, pues en lo deportivo no representa ningún reto.

“Lo sigo pensando, él no representa un reto para mí, pero si es un buen negocio claro que sí” lo enfrentaría, aseveró el “Canelo”, quien no descartó hacer otra pelea en las 175 libras, aunque también le gustaría regresar a mediano o supermediano.