Técnico de Cruz Azul acepta preocupación por no estar en zona de liguill

Por David Torres González

Por David Torres González

Robert Dante Siboldi, técnico de Cruz Azul, aceptó que hay preocupación al estar fuera de la zona de liguilla, pero Aclaró que mientras existan posibilidades lucharán por clasificar y por el título.

“Este equipo está diseñado para estar en los primeros cuatro lugares, si no estamos en los ocho primeros claro que estamos preocupados y es nuestra responsabilidad, vamos a seguir buscando estar en los ocho para luego buscar algo más”, dijo.

En rueda de prensa luego del empate 1-1 con Monterrey en la jornada 11 del Apertura 2019, su sexto partido sin ganar, reconoció que él y sus pupilos saben qué se juegan en el torneo y lo que ha ocurrido en los últimos juegos, donde han perdido ventaja en el marcador.

“Somos conscientes de lo que nos estamos jugando, hoy no se nos dio, con Veracruz y Pumas tampoco, son empates que saben a derrota porque íbamos ganando y por errores nuestros se nos fue el triunfo, pero estamos con positivismo de seguir adelante y mientras tengamos posibilidades lucharemos hasta el final”.

Reconoció que en el cuadro celeste aún hay aspectos de lo que vivían con el anterior cuerpo técnico de Pedro Caixinha, por lo que están en una transición y por ello se les ha complicado ganar.

“Sin duda estamos en una transición donde intentamos jugar diferente y eso nos lleva de repente a tener altibajos, no somos consistentes de tener nivel futbolístico los 90 minutos, perdemos la pelota y quedamos desorientados”.

“Cuando el equipo empieza a circular la pelota, a tener profundidad, el equipo se ve bien, por momentos metimos al rival en su cancha, pero nos faltó la puntería y precisión en el último pase o definición, es normal, nos falta acumular más entrenamiento”.

Tras aseverar que el siguiente partido es el más importante y que buscarán ganar cuando visiten a Pachuca, dijo que la mala entrada que se registró en el estadio Azteca es normal, pues el equipo no está en zona de liguilla, no enamora ni ilusiona, lo que espera corregir, y con sus actuaciones en la cancha invitarlos a que acudan.