México asegura oro en raquetbol varonil de JP con final Montoya-Beltrán

Por José Luis Simón

Por José Luis Simón

México aseguró medalla de oro en el raquetbol varonil de los Juegos Panamericanos Lima 2019 y la única interrogante es quién la conquistará entre Rodrigo Montoya y Álvaro Beltrán, en la final que disputarán este miércoles.

Los raquetistas mexicanos representan dos generaciones distintas, ya que los separa una diferencia de 17 años de edad, pero ambos ganaron hoy sus respectivos encuentros de la ronda semifinal, para llegar a la instancia soñada.

El chihuahuense Montoya, de 23 años, fue el primero en entrar en acción en la ronda semifinal de hoy y fue quien batalló más para superar a su contrario, el boliviano Conrado Moscoso, al que se impuso por dos sets a cero, con mangas de 15-14 y 15-10, en una hora y nueve minutos.

Muy disputado resultó el primer set, pero en medio de esa situación, pareció que el mexicano se impondría relativamente fácil, cuando se puso 14-7, y fue entonces cuando el sudamericano respondió con su mejor juego, con lo cual llegaron hasta el 14-14, pero fue Montoya quien ganó el punto decisivo, para el 15-14, en 38 minutos de acciones.

Ya con cierta soltura se desempeñó el tricolor, campeón del mundo en 2018, para dominar las acciones del segundo set, aunque cada punto fue de lo más disputado, para imponerse por 15-10, en 31 minutos.

A su vez, el experimentado Álvaro Beltrán aplicó su bagaje para superar al colombiano Mario Mercado por dos sets a cero y mangas de 15-7

El tijuanense nacido el el 15 de octubre de 1978 tiene una larga historia en la justa continental, en virtud que ganó bronce en dobles en Winnipeg 1999, oro en dobles y equipo y bronce en individual en Guadalajara 2011 y oro en equipo y plata en individual en Toronto 2015.

Dos guerreros van a estar frente a frente, la medalla de oro está asegura para México y la interrogante es si esta vez Beltrán, de 40 años, alcanzará el trono u otra vez se quedará con las ganas de llegar al escalón más alto del podio ante la juventud de Rodrigo Montoya.