“Peque” Schwartzman quiere alargar “romance” con México

Por David Torres González. Enviado

Por David Torres González. Enviado

El título logrado en el Abierto de Los Cabos es el primer paso de un “romance” que quiere alargar el tenista argentino Diego Schwartzman con México, dispuesto por completo a volver en 2020 a defender su corona y ese mismo año buscar el título en Acapulco.

“Ojalá que se dé, 100 por ciento nada es seguro, pero ojalá que esté sano y pueda volver, obviamente donde uno se siente cómodo uno tiene que ser consciente y hacer todo lo posible para poder volver, así que ojalá pueda volver el año que viene a Los Cabos”, dijo el pampero en entrevista con Notimex.

La noche del sábado el “Peque” se impuso al estadounidense Taylor Fritz por parciales de 7-6 (8/6) y 6-3 en la Cancha Central del Delmar International School, con lo que logró el tercer título de su carrera, primero en superficie dura.

“No conocía Los Cabos, lo disfruté mucho, más allá del resultado final que fue espectacular, disfruté mucho poder haber venido, pasé lindos días dentro y fuera de la cancha, los últimos años que he venido a México lo paso bien, lo mismo en Acapulco, aunque no tuve resultados como acá”, añadió.

Favorito de la gente que disfrutó su coronación en la cuarta edición del torneo en Los Cabos, Schwartzman quiere que el “romance” que inició la víspera con la afición pueda alargarse, por lo que espera estar en Acapulco y volver a Los Cabos el próximo año.

“Mi idea es jugar tanto en Acapulco como acá, es la realidad, y haré todo lo posible por estar acá; ojalá pueda estar sano, bien y de la mejor forma para volver, sería un placer poder volver, es un placer jugar en Acapulco y poder jugar acá”.

Agradecido con el apoyo que reciben los latinos cuando se juegan torneos en México, el número 27 del ranking de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) manifestó que el título logrado lo llena de confianza rumbo a la última parte de la temporada.

El de Los Cabos fue su último torneo de categoría 250 en el que participa este año, por lo que sólo vienen torneos ATP 500, Masters 1000 y el Abierto de Estados Unidos; los más próximos los 1000 de Montreal y Cincinnati.

“Es muy importante ganar un título, siempre da mucha confianza no sólo para lo estadístico, alimenta lo que uno hace día a día, también a mi equipo, la gente que me ve, me sigue, que quiere que las cosas salgan bien, creo que para todos es muy importante, es como la frutilla de muchas victorias y cosas que uno hace”.

Finalmente, lograr un título grande como el US Open lo ilusiona, aunque sabe lo complicado que será, “tengo que ser realista, vamos paso a paso y mejorando en cada torneo”, concluyó el “Peque” Schwartzman.