• La tenista estadounidense reconoce que le costó admitir ser "gruesa".
  • "Ninguna atleta tiene las tetas como yo", afirma.
  • Se compara con su hermana Venus, que es "alta y delgada".
  • Asegura que apena sale a la calle y de que pasa mucho tiempo en hoteles.