Pide Obama ser solidarios con quienes menos tienen

El presidente Barack Obama exhortó hoy a los estadunidenses a mantener vivo el espíritu de solidaridad con los que menos tienen no sólo durante estas fechas, sino como un motivo de acción cotidiana.

Durante su mensaje semanal de los sábados, el mandatario reafirmó sus buenos deseos con motivo del Día de Acción de Gracias, haciendo un recuento de las razones que tienen los estadunidenses para celebrar la ocasión con sus familias.

Consideró que la fecha va mucho más allá de marcar la primera convivencia entre los primeros emigrantes europeos y los indígenas nativos.

"Damos gracias por las generaciones que siguieron: gente de todas las razas y religiones, que llegaron aquí desde todos los países de la Tierra y trabajaron para construir algo mejor para ellos mismos y para nosotros", dijo el mandatario.

Destacó la gratitud que tiene el país con quienes sirven en las fuerzas armadas, y "damos gracias por las libertades que defienden: la libertad de pensar lo que queremos y decir lo que pensamos, de adorar de acuerdo con nuestras propias creencias, de elegir a nuestros líderes y, sí, criticarlos sin castigo".

"Hay personas en todo el mundo que están luchando e incluso muriendo por su oportunidad de tener estas libertades. Estamos con ellos en esa lucha, y damos gracias por ser libres", recordó.

Obama indicó que esa misma gratitud existe con quienes "están cumpliendo con su parte para hacer de Estados Unidos un país mejor y más compasivo, que pasan su Día Acción de Gracias como voluntarios en un comedor, o que se unen a un proyecto de servicio, o que llevan comida y alegría a un vecino solitario".

"Esa generosidad de gran corazón es una parte central de nuestro carácter estadunidense. Creemos en echar una mano a la gente que la necesita. Creemos en ayudar a resolver problemas, incluso si no son nuestros problemas. Y eso no es una creencia de un día al año. Es parte del tejido de nuestra nación", dijo.

El mandatario comentó que esa solidaridad se hace necesaria en estos momentos frente a los estadunidenses que han perdido sus puestos de trabajo y no pueden obtener uno nuevo por causas ajenas a ellos, y aquellos que son presas de la pobreza.

"Somos un pueblo que es más grande cuando estamos unido que cuando estamos por nuestra cuenta. De eso se trata el día de hoy. De eso es de lo que deberían tratarse todos los días", precisó.