Reformas no se pueden detener: Beltrones

El coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Manlio Fabio Beltrones Rivera, aseguró que "estamos en una etapa en la cual tendremos que entender que las reformas no se pueden detener".

El Gobierno Federal y el PRI están en la ruta de diálogo y negociación con todos los partidos políticos, con el objetivo de construir y no para obstruir, afirmó el líder de los diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El legislador aseguró además que la reforma política electoral que necesita este país no puede detenerse, como tampoco la energética que dará competitividad y permitirá crecer a ritmos más grandes, tener mejores empleos y mejor remunerados.

Confió en que la dirigencia del Partido de la Revolución Democrática (PRD) reconsidere su actitud y vuelva a la mesa del Pacto por México, que es la de las soluciones y de la transformación del país. Sin embargo, aclaró, si mantiene su postura de no regresar al acuerdo partidista "estaría en falta".

El PRD "ha trabajado intensamente porque se cumplan los 95 compromisos que se hicieron en el pacto y su retiro de la mesa lo hace estar en falta para continuar dialogando y construyendo, en el entendido que desde el principio se dijo que la mesa era para lograr el máximo de los consensos, a fin de que se hicieran las reformas necesarias y postergadas por tanto tiempo en México", expresó.

En entrevista, el diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) aclaró que el máximo de los consensos no significa que deba haber unanimidad, sino unidad de propósitos para hacer que las cosas buenas pasen en México.

Por ello, insistió, es que "hemos reiterado al PRD nuestra invitación, hemos tendido nuestra mano amiga para seguir dialogando y para que la mesa tenga mejores resultados".

"En el tema de lo que tenemos que construir hoy con Acción Nacional, es en el cumplimiento de los compromisos y más importante es que la reforma política-electoral, que se pacta entre los partidos políticos, sea para mejorar la competencia y dar más gobernabilidad a México", agregó.

Destacó que la reforma política trae nuevo régimen de gobierno, al incluir la coalición gubernamental y la ratificación de los secretarios encargados de despacho.

Al mismo tiempo, continuó, se propone una fiscalía que sustituya a la Procuraduría General de la República (PGR), y en su carácter autónomo que venga acompañada por otra que lucha en contra de la corrupción.

Es decir, abundó, "hacer la diferencia del régimen político antiguo al nuevo régimen político que queremos hoy conformar".

Sostuvo que las tres principales fuerzas políticas saben perfectamente bien que las cosas en el sector energético no son las que se quieren y deben modificarse para rescatar la competitividad en el país y a través de ella lograr mejores inversiones y mejores empleos.

Sobre la creación de un instituto nacional electoral, señaló que hay una propuesta de hacer un híbrido entre el Instituto Federal Electoral (IFE) y los de carácter local.

"Es una fórmula novedosa, que sin lastimar lo que son las autonomías y las soberanías se involucran en mucho al nuevo instituto con las autoridades electorales locales, que tengan mayor soporte por parte del nuevo organismo para la capacitación, (y) llevar a cabo las mediciones de lo que pueden ser los resultados electorales".

Aclaró sin embargo que no se ha terminado de construir lo que es el involucramiento entre el instituto nacional electoral y los órganos locales, porque todavía falta que se presente una iniciativa.

Beltrones afirmó que el presidente Enrique Peña Nieto inició la ruta de las reformas necesarias en México a través del Pacto por México, entre el gobierno y las cuatro fuerzas más importantes del país: el PRI, el PAN, el PRD y el PVEM.