Registra serie de sismos el norte de Texas

Varias comunidades del norte de Texas han registrado una serie de pequeños sismos en las últimas semanas, que los residentes relacionan con las nuevas técnicas de extracción de gas y petróleo conocida como "fracking".

El Centro Nacional de Información en Terremotos en Golden Colorado reportó este viernes un temblor de 3.1 grados en la escala de Richter con epicentro a seis kilómetros al suroeste de la pequeña comunidad de Reno, Texas, al noroeste de la ciudad de Fort Worth.

El jueves pasado, durante el Día de Acción de Gracias, la misma región experimentó dos temblores. El primero de ellos de una magnitud de 3.6 grados en la escala de Richter, a unos 55 kilómetros al oeste de la comunidad de Azle, Texas.

El segundo temblor fue de 2.8 grados Richter y su epicentro fue cercano al del primero.

De acuerdo con el Centro Nacional de Información en Terremotos, el temblor de 3.6 grados del jueves fue uno de los terremotos más fuertes registrados en la región en los últimos cinco años.

En las últimas seis semanas se han registrado unos 19 temblores en varias áreas del norte de Texas, todos ellos entre 2.0 y 3.6 grados Richter.

Residentes de las comunidades de Azle y Reno, una de las áreas donde más se han registrado estos movimientos han solicitado a las autoridades estatales el envío de geólogos para investigar la causa de estos terremotos.

"Los ciudadanos están preocupados", dijo Lawrence Bryant, administrador de la comunidad de Azle, al participar en una reunión del consejo municipal en el que se debatió el asunto este miércoles.

"Si se trata de una causa provocada por el hombre, sería bueno saber", agregó Bryant.

Entre 1970 y 2007, el área alrededor de la ciudad de Azle, comunidad de 10 mil habitantes, experimentó sólo dos terremotos.

La situación cambió a partir de 2008, cuando se registraron 74 temblores de menor importancia en la región.

Los residentes de la zona sospechan que la extracción de gas natural por la técnica de "fracking" -un proceso que inyecta agua a alta presión y productos químicos en el subsuelo rocoso para romperlo y liberar las reservas de gas natural a fin de poder extraerlas- es el responsable de causar los temblores.

Aunque la relación de los sismos por el uso de esta técnica no ha sido científicamente demostrada.

Un estudio de la Universidad de Texas en Austin (UT), liga los pequeños terremotos registrados en una zona del sur de Texas, con la extracción de petróleo y agua salobre que fluye hacia arriba junto con los hidrocarburos.

El estudio, sin embargo, concluye que los terremotos no están directamente relacionados con la técnica de fracturación hidráulica, sino más bien con la extracción de agua en la zona a fin de utilizarla en el "fracking".