Analizarán presupuesto en última sesión de Congreso guatemalteco

Los diputados de Guatemala, que todavía estudian la definición de una agenda que incluiría el trámite del presupuesto 2014, acordaron reunirse mañana sábado en la última sesión ordinaria del año, informaron hoy fuentes oficiales.

La ley establece el 30 de noviembre como último día para aprobar o rechazar el presupuesto anual. De no autorizarse el proyecto de ley de ingresos y egresos de la nación 2014, entonces quedará vigente el que se ejerce este año.

Los dirigentes de los grupos parlamentarios del Congreso decidieron convocar a plenaria para mañana sábado, cuando se cumplirá la última sesión del período ordinario del año.

El presidente del Congreso, el diputado oficialista Pedro Muadi, dijo a periodistas que no se ha alcanzado un consenso sobre la agenda legislativa pero no descartó la posibilidad de que se tramite y apruebe el presupuesto 2014.

El Ejecutivo presentó al Organismo Judicial una propuesta de presupuesto para el próximo año que asciende a 70 mil 564 millones de quetzales (8.8 mil millones de dólares).

La cantidad registra un incremento de alrededor del 5.3 por ciento en relación con el plan de gastos que se aprobó para el año en curso que es de 66 mil 985 millones (8.4 mil millones de dólares).

Los diputados de oposición, que dominan el Congreso, rechazan la iniciativa de ley del gobierno por considerar que es un presupuesto de un monto elevado, carece de financiamiento y se basa en una estructura que no privilegia la transparencia.

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, afirmó que el presupuesto 2014 se elaboró con base en criterios técnicos, cifras macroeconómicas adecuadas y controles que garantizan la transparencia en el manejo de los recursos.

A unas horas de que concluya el plazo para la aprobación de la iniciativa, el gobernante exhortó a los diputados a dar el visto bueno al plan de ingresos y egresos 2014 y destacó que el presupuesto se estructuró con una estrategia de "gestión por resultados".

Según el gobierno, el presupuesto 2014 generará el déficit fiscal más bajo de Centroamérica -alrededor del 2.2 por ciento-, por lo cual no es necesario reducir su monto, como han condicionado los diputados opositores para su aprobación.

Rechazó que el monto represente un incremento significativo de la deuda pública, otro de los reparos de la oposición. El Ejecutivo reiteró que la iniciativa fue elaborada de acuerdo con "cifras macroeconómicas reales".

El Ministerio de Finanzas Públicas, responsable del proyecto, rechazó también que la estimación de los ingresos tributarios que sustentan el proyecto de presupuesto 2014 "estén sobreestimados", y aseguró que la recaudación es adecuada para su financiamiento.