Ordena Maduro detener a quien reetiquete precios

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó hoy que se detenga a los comerciantes que reetiqueten los precios de sus productos, en el marco de la segunda etapa de las inspecciones a las tiendas para erradicar la especulación.

En una reunión ministerial, Maduro dijo que giró instrucciones para que a partir de este sábado arranque la segunda etapa de las inspecciones a las tiendas y advirtió que aquellas que hayan remarcado sus precios serán castigadas "con todo el peso de la ley".

"A partir de mañana, todas las inspecciones que se hagan y demuestren que ha habido remarcaje, o que a pesar de la jornada se sigue cobrando de manera fraudulenta a precios especulativos, se actúe con toda la severidad de la ley", advirtió el jefe de Estado.

En el marco de una reunión del Consejo de Ministros, transmitida por la televisión estatal, Maduro aseguró que los responsables de especular con los precios serán "capturados en flagrancia".

Explicó que el propósito del anuncio de estas nuevas medidas es "estabilizar la economía", al tiempo que aclaró que actúa "amparado en las masas".

"El pueblo saluda todas las acciones económicas para controlar los precios, contar los factores de poder", dijo el mandatario venezolano, en alusión a los conglomerados empresariales del país.

Maduro acusó en particular a la empresarial Fedecámaras de "saquear al país, de quitar las prestaciones a los trabajadores, de encabezar un golpe de Estado" contra el fallecido presidente Hugo Chávez.

"Es la misma Fedecámaras, son los mismos actores. Se venden a los medios o forman parte de los mismos grupos", enfatizó Maduro, quien llamó la atención de los organismos de justicia.

"Después no vengan a decir que son unos perseguidos políticos. Es un pulso fuerte entre quienes queremos la prosperidad y el progreso de Venezuela y los bastardos y mezquinos que sólo piensan en sus intereses", acotó el presidente.