Destaca el poeta Juan Eduardo Esquivel la calidez de México

El poeta y docente chileno Juan Eduardo Esquivel afirmó hoy que México ha sido vital en su trabajo literario, ya que ese país lo acogió al ser exiliado tras el golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

"Ha sido un país ejemplar en ese sentido y cálido, su gente es muy afable. Es un país de colores y sonidos, como si se tratara de una reunión de naciones, multiétnico. Y a los extranjeros nos acogen muy bien", dijo a Notimex Esquivel.

Recordó que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) le abrió sus puertas apenas llegó a ese país, junto a otros exiliados chilenos que huían entonces de la represión del régimen del general Augusto Pinochet (1973-1990).

El también académico de la UNAM, de 73 años de edad, subrayó que México "ha tenido una política muy abierta a los exilios y una muy clara en lo que se refiere a las relaciones internaciones".

"Es un país con mucha historia, y hay vestigios que lo corroboran. Su historia está presente en sus monumentos y pirámides", expuso.

Advirtió que los exilios argentinos le han aportado el sicoanálisis y los brasileños, la sociología; mientras que los exiliados chilenos nos integramos a las universidades o al servicio público.

Esquivel es egresado de Filosofía de la Pontificia Universidad Católica (PUC) de Chile y cuando fue forzado al exilio trabajaba en el Ministerio de Educación, como jefe de Educación de Adultos.

Llegando a México, trabajó en la UNAM y en el Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IISUE), de donde se jubiló en mayo pasado.

En el intertanto, Esquivel se dedicó a escribir versos, los cuales han dado origen a tres libros, el último de los cuáles se titula "Memorial", el cual fue presentado anoche en Santiago, por los poetas Jaime Hales y Jorge Montealegre.

De acuerdo con la crítica literaria, la poesía de Esquivel "es testimonio, imaginación, y un reconocimiento de los otros y de sí mismo, además, como él lo dice, es un recurso para no olvidar".