Euforia en Panamá y El Salvador por "viernes negro"

Miles de panameños y salvadoreños abarrotaron hoy los centros comerciales en busca de las anunciadas ofertas alusivas al "Black Friday" (viernes negro) para emular actividades similares de Estados Unidos.

Desde la madrugada, panameños se aglomeraron a las afueras de los centros comerciales, sobre todo en uno, Multiplaza, que anticipó su apertura cuatro horas (desde las 06:00 hora local, 11:00 GMT) para prolongar sus actividades hasta la medianoche del viernes.

Multiplaza celebró el "viernes negro" por primera vez hace un año para colapsar el tráfico vial en las calles aledañas, pero en esta ocasión, la oferta de descuentos, de hasta 80 por ciento, fue adoptada por al menos seis centros comerciales de la capital.

Una ejecutiva de Multiplaza, Yaravi Rosales, señaló que de manera usual asisten al centro comercial unas 35 mil personas. Pero "hoy esperamos cuadriplicar la cifra", externó.

En medio de pasillos atestados en los distintos almacenes de ropa, zapatos, electrodomésticos y de otros artículos, los compradores deben hacer fila para pagar, facturar, y recoger sus adquisiciones.

La ciudad registra un colapso en las vialidades por el frenesí de compras en toda la ciudad por el "Black friday". "Qué dirá la opo (oposición) ahora? La cosa no puede estar dura ni mal", escribió sobre el tema en su cuenta de Twitter el presidente Ricardo Martinelli.

En este sentido, el ministro de Economía y Finanzas, Frank De Lima, comentó que "la realidad vista en los centros comerciales (la aglomeración de compradores) demuestra que el consumidor tiene capacidad de consumo y confianza en la economía".

Televisores, tabletas, computadoras, equipos de sonido, teléfonos de última tecnología; zapatos, ropa, perfumes y otro tipo de productos, son de lo más buscado por los compradores en las cientos de tiendas con publicitadas ofertas.

La Policía Nacional llamó a la población a adoptar medidas preventivas para evitar asaltos.

El administrador de la Autoridad de Turismo de Panamá, Salomón Shamah, anunció que casi 40 mil visitantes extranjeros llegaron al país esta semana para aprovechar las gangas.

Además indicó que ante el éxito de la iniciativa de promover descuentos, varios almacenes optaron no sólo por tener su "viernes negro". sino que se inclinaron por un "blackweek", con ofertas de lunes a domingo.

Agentes de la Autoridad de Defensa del Consumidor anunciaron que estarán atentos para atender denuncias de irregularidades.

En San Salvador, la gente se aglomeró desde las seis de la mañana en las instalaciones de los comercios para buscar las ofertas anunciadas en medios de comunicación de electrodomésticos, ropa, muebles, zapatos, productos navideños y hasta en comida en los diferentes restaurantes de esta ciudad.

Esta es la tercera vez que se realiza "el viernes negro" en El Salvador, una tradición muy arraigada en Estados Unidos y otras partes del mundo.

El presidente de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (CCIS), Luis Cardenal, expresó que con el "viernes negro" se inician las ventas y compras de la temporada de la Navidad y Año Nuevo en el país.

Los empresarios esperan dinamizar el comercio y la economía con el "Black Friday", ya que se han generado más empleo en diversas áreas para atender a los visitantes dispuestos a comprar más barato.

Miles de personas están abarrotando los importantes centros comerciales de Metrocentro, Galerías, Multiplaza, entre otros, aunque se espera que entrada la noche el movimiento sea mayor, por lo que las medidas de la seguridad privada se han incrementado.