Insta ONU a Argentina auditar su deuda externa

Argentina debe auditar su deuda externa en concordancia con los Principios Rectores de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre la Deuda Externa y los Derechos Humanos, instó hoy un experto del organismo multilateral.

El experto independiente de la ONU sobre Deuda Externa y Derechos Humanos, Cephas Lumina, expuso este viernes que esos principios exigen que cada Estado realice auditorías periódicas transparentes y participativas de la deuda externa o de carteras de préstamos.

Al concluir su primera visita a Argentina, Lumina señaló que se han planteado preocupaciones sobre la legitimidad de algunas de las deudas contraídas con anterioridad a la crisis de 2001 en el país sudamericano.

Entre ellas, las denuncias de la criminalidad en la manera en que esta deuda fue asumida, sobre todo durante la dictadura militar (1976-1983).

"Este tipo de auditoría ayudará a promover la rendición de cuentas en la gestión de la deuda pública", aseguró Lumina en un comunicado.

Además, puede informar "útilmente sobre las decisiones futuras de préstamos por parte del Estado, así como su estrategia de la deuda, el gasto en los planes de desarrollo y la realización de los derechos humanos".

El experto independiente elogió los esfuerzos del gobierno argentino para mejorar el bienestar de su población, pero señaló que aún quedaban muchos retos, en especial sobre cómo abordar la pobreza y la exclusión social.

Señaló que el servicio de la deuda aún tiene un costo elevado, aunque las estadísticas oficiales indican que la carga de la deuda del país ha disminuido como consecuencia de las reestructuraciones de la deuda en 2005 y 2010.

La exclusión de los mercados financieros internacionales obligó a Argentina a depender de sus reservas de divisas para pagar la deuda, y éstas han caído fuertemente desde alrededor de 50 mil millones de dólares a menos de 33 mil millones de dólares.

"Si esa tendencia continúa, el gobierno podría enfrentar dificultades para cumplir sus deudas", advirtió.

Lumina urgió al gobierno de Buenos Aires a redoblar sus esfuerzos para mejorar las condiciones sociales de la población y promover el respeto de los derechos humanos.

Todo ello garantizando que sus políticas públicas sobre la deuda externa sean con base en los Principios Rectores de la ONU sobre Deuda Externa y Derechos Humanos.

Así como las obligaciones del Estado según lo establecido en la Constitución y en los tratados internacionales de derechos humanos ratificados por Argentina.

El experto señaló que las enmiendas constitucionales de 1994 en Argentina dieron jerarquía constitucional a diversos tratados internacionales de derechos humanos.

Tales como el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que requiere Argentina para usar el máximo de sus recursos disponibles "para asegurar la plena efectividad de los derechos a la alimentación, salud, educación, seguridad social y trabajo".

"Argentina tiene la obligación de asegurar que estos derechos sean adecuadamente satisfechas antes de utilizar los recursos públicos para lograr otros objetivos estatales y ajenas a los derechos humanos, tales como el servicio de la deuda", sostuvo el experto.

"Por lo menos, el Estado debe garantizar la satisfacción del mínimo esencial de cada uno de los derechos económicos, sociales y culturales", argumentó.

Durante su visita a Argentina, Lumina se reunió con altos funcionarios del gobierno, así como representantes del Banco Central Argentino, instituciones financieras internacionales, y líderes de la sociedad civil y el mundo académico.

También visitó el Museo de la Deuda Externa en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires y las ciudades de Córdoba y Florencio Varela, donde se reunió con representantes de la sociedad civil y las instituciones académicas.

El experto independiente presentará un informe completo con sus conclusiones y recomendaciones al Consejo de Derechos Humanos de la ONU en marzo de 2014.