Inminente aprobación de reformas para reelección indefinida de Ortega

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, tendría una victoria política de ser aprobado hoy su proyecto de reformas a la Constitución, que modificaría el sistema político y establecería la reelección presidencial indefinida.

La aprobación del proyecto es inminente, ya que cuenta con un dictamen favorable de mayoría logrado en una comisión especial de la Asamblea Nacional (congreso unicameral).

Su adhesión a la agenda parlamentaria es cuestión de trámite y se realizará este mismo viernes.

Sin embargo, la defensora de Derechos Humanos, Vilma Núñez, consideró que sólo la movilización en las calles podrían parar la entrada en vigor de las reformas, que por ley deben ser aprobadas en una legislatura y ratificadas en una segunda, lo que sería a inicios de 2014.

En declaraciones a Notimex, Núñez dijo que las "reformas" serían aprobadas por la Asamblea Nacional "precipitadamente" y su mensaje "es amenazante para la población".

"El poder que tiene (Ortega) no lo considero un triunfo, sino una actitud desesperada, es la concentración del poder mismo", afirmó.

La presidenta del no gubernamental Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) agregó que "es muy alentador" observar las manifestaciones callejeras, aunque no muy nutridas, lo que significa que "el miedo no es generalizado".

Ortega controla los diferentes poderes del Estado, el Ejército y la Policía Nacional, señaló por su parte el diputado del Movimiento de Renovación Sandinista (MRS), Enrique Sáenz.

Consideró que sólo la movilización ciudadana podría incidir en cambios fundamentales sin recurrir a la violencia.

"Estamos enfrentando un régimen dictatorial, Ortega ha dado muestras que no le importan ni la Constitución ni las leyes, todos los poderes del Estado se encuentran bajo su control", afirmó el legislador del movimiento disidente del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

"El único recurso frente a ese régimen dictatorial es la movilización si queremos evitar la confrontación violenta", comentó.

Sáenz indicó que la población "sigue acumulando paciencia" y al final el desenlace puede generar violencia, como ha sido a lo largo de la historia de Nicaragua, para "lograr la restauración de la democracia".

La iniciativa modificará 42 artículos de la Constitución y oficializará el modelo político "cristiano, socialista y solidario" e introducirá "los gabinetes de la familia" como parte de la estructura política del país.

La aprobación de la iniciativa es inminente ya que la bancada del FSLN cuenta con 62 votos y un aliado, una mayoría calificada para dar luz verde a las enmiendas constitucionales.

La oposición ha anunciado que votará en contra, aunque la iniciativa es imparable.