Rayos y Leones Negros por título y medio boleto a Liga MX

Necaxa y Universidad de Guadalajara saldrán mañana en busca del título del Torneo Apertura 2013 de la Liga de Ascenso MX, y con ello asegurar la lucha por la posibilidad de retornar al máximo circuito del balompié mexicano.

En lo que será el partido de "vuelta" de la Final del citado certamen, Eduardo Galván Basulto, juez central designado para dirigir las acciones, dará el silbatazo inicial a las 20:00 horas en el estadio Victoria, para que Rayos y Leones Negros traten de ganar y quedarse con el cetro.

Los universitarios, dirigidos por Luis Alfonso Sosa, llegan al encuentro con ventaja en el marcador de 1-0, luego que se impusieron en el capítulo de "ida" ante miles de aficionados que llenaron el estadio Jalisco, con gol de José Cruz Gutiérrez.

Ese triunfo significó el tercero para los "melenudos" en juegos de ida en la presente Liguilla, luego de golear 5-0 a Mérida, en cuartos de final, y ganarle 1-0 al que fue líder general, Alebrijes de Oaxaca, en semifinales, para cerrar sus actuaciones como local sin recibir gol.

También representó el primer descalabro para los hidrocálidos en esta ronda final, luego de su paso perfecto en las dos fases previas, donde había superado en ambos encuentros al Atlético San Luis, en los cuartos de final, y luego a Delfines del Carmen, en la antesala por el título.

La anotación de José Cruz Gutiérrez, una "palomita" frente al arco hacia la izquierda, frenó también la racha de imbatibilidad que acumulaba el arquero Iván Vázquez Mellado, que quedó en 416 minutos.

En el choque de mañana ambos contendientes deberán luchar hasta las últimas consecuencias por el trofeo de monarcas, pues si se registra empate en el marcador global habrá tiempos extras y hasta penas máximas para encontrar al nuevo monarca de este circuito.

Para alzarse con el título por tercera vez en Liga de Ascenso, en la cuarta Final que disputa en la misma, la escuadra rojiblanca necesita un triunfo por margen de dos goles para dejar "tendidos" a los tapatíos. Un empate o segunda derrota representaría acabar con sus ilusiones de ganar el boleto a pelear por la posibilidad de retornar a la Primera División.

La escuadra dirigida por Armando González tratará de que no se repita lo acontecido en la Final del Clausura 2013, cuando tras acumular cuatro triunfos en fila en la fases previas de la Liguilla, al llegar ante Neza por el cetro perdió ambos juegos y quedó subcampeón, sin posibilidades de ir a la Final de Ascenso ante La Piedad, que ganó dicha serie a Toros en penas máximas.

Y los "melenudos" tratarán de conseguir el campeonato en su primera Final desde su retorno al profesionalismo, a tres años de su retorno a la actividad y a 12 meses de estar de lleno en la lucha por evitar el descenso con Pumas Morelos, hoy desaparecido, y Cruz Azul Hidalgo, que sigue inmiscuido en tal problemática.

Para ganar el trofeo de monarca, la escuadra tapatía requiere ganar o empatar mañana en el estadio Victoria de Aguascalientes. En el caso de derrota deberá ser de sólo un gol de margen para forzar los tiempos extras, pues así se empataría el marcador global, ya que si cae por más de dos anotaciones de diferencia dirá adiós al título.

Si llega a darse un empate en el marcador acumulado al cabo de los 180 minutos de "ida y vuelta", se deberán jugar dos tiempos suplementarios de 15 minutos cada uno, par que alguno marque diferencia a su favor. Y si persiste la igualdad en el tanteador, entonces se llegará a la definición desde el manchón penal, con tanda de cinco tiradores por escuadra, y si continúan igualados se llegará hasta la "muerte súbita", con un jugador por equipo de forma alternada hasta que uno acierte y el otro falle.