Recuperan policía retenido por maestros en Oaxaca

Tras recuperar al elemento retenido por profesores de la Sección 22 del SNTE durante la posesión de tres escuelas de esta municipalidad, el secretario de Seguridad Pública, Marco Tulio López Escamilla, reconoció que los profesores los rebasaron en número.

Fue cerca de las 15:30 horas cuando un centenar de profesores de ese gremio burlaron el cerco policiaco establecido por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y alcanzaron su objetivo de disputarse con padres de familia la posesión de la escuela primaria Ricardo Flores Magón de ese municipio.

Mientras un grupo de profesores y padres de familia intercambiaban proyectiles en inmediaciones de dicha escuela, otro grupo numeroso de mentores se confrontaba con los elementos policiales, quienes intentaron sin éxito contener el ingreso del contingente más numeroso de la Sección 22.

Durante la confrontación, algunos elementos fueron golpeados y despojados de sus escudos, en tanto que uno de ellos quedó en manos de los profesores.

Una hora más tarde y luego de una intensa negociación con los profesores, López Escamilla salió de la escuela primaria con el elemento policial retenido, quien fue subido inmediatamente a una ambulancia para su atención médica.

"Sólo hubo un elemento retenido, presenta una herida menor en el mentón", dijo el secretario de Seguridad Pública, tras reconocer que los maestros "nos rebasaron en número" toda vez que la Secretaría dispuso de sólo 200 elementos para este operativo.

No obstante, aseguró que su objetivo fue cumplido toda vez que "pretendíamos que no hubiera ni muertos ni heridos y esto se logró".

En tanto los profesores determinaron mantenerse al interior de los edificios educativos para su resguardo, el funcionario estatal aseguró que los elementos policiales se mantendrían en la zona en recorridos de disuasión y vigilancia.

La tarde de este jueves, un grupo numeroso de la Sección 22 del SNTE se posesionó de tres escuelas de nivel básico de la Colonia Los Ángeles del municipio de San Jacinto Amilpas, a pesar de la resistencia de un grupo de padres de familia que se habían atrincherado en las escuelas desde las 13 horas.

Derivado del intercambio de pedradas y el lanzamiento de bombas molotov, al menos cuatro personas resultaron lesionadas, en tanto que dos civiles y un policía fueron retenidos por los mentores de la educación.