La CNDH emite recomendación a Comisión Nacional de Seguridad

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dirigió una recomendación a la Comisión Nacional de Seguridad, por supuesto uso excesivo de fuerza en contra de una mujer y sus dos hijos menores de edad en Celaya, Guanajuato.

El organismo detalló en un comunicado que el abuso fue cometido por una oficial adscrita al Servicio de Protección Federal el 28 de noviembre de 2012, cuando la mujer de 17 años de edad caminaba con sus hijos de uno y tres años en la colonia Santa Teresita.

Ahí, abundó la CNDH, la agraviada se percató que sobre las vías había un tren detenido y varias personas sustrayendo mercancías.

Refirió que la víctima escuchó detonaciones de arma de fuego y a unos metros distinguió a un elemento femenino del Servicio de Protección Federal, perteneciente a la entonces Secretaría de Seguridad Pública, quien empuñaba una pistola en la mano derecha.

La mujer se percató que sangraba de la pierna derecha, mientras que el mayor de su hijo había sido herido de bala en la cabeza. Luego de ser trasladados a un hospital, su hijo falleció y ella fue dada de alta, indicó el organismo defensor de derechos humanos.

Abundó que simultáneamente, la servidora pública se retiró del lugar a bordo de un vehículo no oficial, y se trasladó a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública de Celaya, en donde dos horas después fue localizada por servidores de la Policía Ministerial de la entidad y la pusieron a disposición de la autoridad local.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos refirió que la agraviada y su esposo tramitaron una queja ante la Procuraduría de Derechos Humanos del estado de Guanajuato, que por razones de competencia la turnó a la CNDH.

Tras la investigación la CNDH evidenció violaciones a los derechos de las tres víctimas a la integridad y seguridad personal, legalidad y seguridad jurídica, al interés superior del niño y de la niña y la vulneración al derecho a la vida del infante que perdió la vida.

Por ello, recomendó a la Comisión Nacional de Seguridad reparar el daño a la familia del menor fallecido y los agravios cometidos contra las otras dos víctimas, además de brindarles atención médica y psicológica.

Asimismo, que colabore en la queja y denuncia que interponga este organismo en el Órgano Interno de Control en la Policía Federal y la Procuraduría General de la República (PGR) en contra de los servidores públicos involucrados.

También que "se proporcione a los elementos del Servicios de Protección Federal equipos de videograbación y audio que permitan acreditar que las acciones llevadas a cabo durante los operativos que realizan, se apegan a los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez y respeto a los derechos humanos"