Llega al Museo de San Carlos la exposición "La divina proporción"

Concebida como un homenaje a dos artistas que han hecho de la edición, el diseño y la fotografía su vida, Franco Maria Ricci, editor, diseñador y bibliófilo, y Massimo Listri, fotógrafo, el Museo Nacional de San Carlos inaugurará esta noche la exposición "La divina proporción".

Ambos creativos están unidos en la escena cultural de hoy por su gran pasión por los libros y por el arte, coincidencia que los ha mancomunado en una de las más sublimes actividades del quehacer humano: la creación de libros de arte. Y con esa pasión han trascendido diversos ámbitos de la cultura actual.

La muestra, integrada por más de 100 libros, láminas, grabados, tres obras de Hermenegildo Bustos, esculturas únicas de Messerschmidt y Tenerani y 30 fotografías de gran formato, habla de libros y hábitos de lectura, de imágenes y gustos visuales, informó esta tarde el curador de la muestra, Giorgio Antei.

Igualmente, la exposición permite entender por qué a Ricci se le considera "el editor de arte más grande del mundo", y a Listri, uno de los fotógrafos más apreciados internacionalmente. El espectador tiene un acercamiento a uno de los conceptos clave del arte occidental, justo como es la divina proporción.

La muestra toca puntos como el significado de la belleza, su concepción en la cultura occidental y la posibilidad de crear un diálogo entre presente y pasado. No hay mejor ejemplo de ello que la labor de estos dos exponentes artísticos, empeñados en revigorizar la tradición clásica, sin dejar de ser tan actuales.

Durante el acto, como actividades paralelas a la muestra se realizará la mesa redonda "El arte de hacer libros", con la participación de Diego García Elio, Germaine Gómez Haro y Ricardo Salas y Giorgio Antei. Para los niños, habrá un espacio lúdico donde podrán diseñar una página con la tipografía Bodoni.

En los últimos años, los libros y creaciones gráficas han cambiado, creando temer por el futuro de la imprenta y lo virtual remplaza a grandes pasos al papel. Con su estilo clásico y su apego al criterio de la divina proporción, Ricci y Listri representan formas de resistencia a la tentación tecnológica.

Franco María Ricci (1937), ha transformado el mundo editorial convirtiendo sus libros y publicaciones en obras de arte. A su gusto por el arte clásico y renacentista, añade la influencia de Giambattista Bodoni (1740-1813), célebre tipógrafo. Sus fuentes tipográficas actualmente continúan en uso en el mundo.

Massimo Listri (Florencia, 1954) se especializa en la fotografía de interiores y ha inmortalizado espacios de enorme belleza e importancia arquitectónica. De sus obras resalta la sobriedad compositiva, aspecto que pone de manifiesto su gusto por lo clásico y su interés por la divina proporción, tema de la muestra.

Además de las lecciones tipográficas de Bodoni, Ricci y Listri han aprendido de éste que el objetivo del proceso creativo es la finalidad comunicativa, el "fine comunicable" del arte del que hablaba Leonardo da Vinci. Esta idea da sentido y coherencia a la existencia de este proyecto museográfico y editorial.