Pide Nextel evaluar nuevos esquemas en tarifas de interconexión

En el contexto de los cambios regulatorios en el sector de las telecomunicaciones, es fundamental que se evalúen nuevos esquemas en materia de tarifas de interconexión, expuso la vicepresidenta de Relaciones Institucionales y Comunicación de Nextel de México, Cristina Ruiz de Velasco.

Consideró que aunque es un "debate fundamental", no se le ha dado la relevancia necesaria al tema de la interconexión y en "Nextel creemos que es el momento de plantear nuevos esquemas y soluciones como la inclusión del mecanismo de compensación de pagos denominado bill and keep".

Bajo este esquema, los operadores que interconectan sus redes compensan los pagos recíprocos, es decir, cada operador absorbe los costos que implica la terminación de llamadas en sus redes sin generar costo a la empresa que se interconecta.

"Es un mecanismo sencillo y transparente, el cual dará menores costos de operación y se traducirá en beneficios para todos los usuarios", aseguró.

La directiva consideró que aunque la reforma en telecomunicaciones contempla la aplicación de tarifas asimétricas para equilibrar el campo de juego, existe un operador mayoritario con el que resulta difícil competir en las condiciones actuales.

"Tal como están las tarifas de interconexión tenemos un desbalance de 20 minutos a uno, es decir, mandamos 20 minutos al operador mayoritario y recibimos un minuto; además, pagamos tarifas de interconexión y ellos tienen la posibilidad de obtener más recursos y seguir invirtiendo, hay operadores que ven la interconexión como una parte de su modelo de negocios".

A su vez, Ruiz de Velasco dio la bienvenida a la discusión de iniciativas para eliminar la larga distancia nacional en telefonía fija y móvil propuestas por las senadoras Graciela Ortiz y Martha Alcalá.

"Coincidimos en que con mayor competencia se debe ayudar a mejorar las tasas de penetración y ofrecer servicios y proyectos de telecomunicaciones más accesibles para los usuarios".

Consideró que 2014 será clave para transformar el sector de telecomunicaciones mientras existan leyes secundarias claras que permitan una correcta instrumentación de la reforma constitucional que entró en vigor en junio pasado.

Un retraso eventual en la emisión de las leyes secundarias no será un problema cuando derive en una legislación clara y acorde con los cambios constitucionales, señaló la directiva.

"Si se retrasan las leyes secundarias no hay problema en tanto que estén bien definidas, que se hagan consultas públicas, que se haga transparente cuáles son estas leyes secundarias porque no las conocemos, las tiene el gobierno federal o los legisladores pero no las hemos visto".

Agregó que la opinión de los jugadores en el sector de las telecomunicaciones debería ser tomada en cuenta por los legisladores mediante una consulta pública.