Insta Shimon Peres a Irán a abandonar su programa nuclear

Luego de ofrecer a México la plena colaboración de Israel en materia científica, el presidente de esa nación, Shimon Peres, instó a Irán a que abandone su programa nuclear y deje de construir misiles.

Al ofrecer una conferencia magistral en la Cámara de Senadores, donde estuvo acompañado por los presidentes del Senado y la Cámara de Diputados así como el canciller José Antonio Meade, el dignatario aseguró que su país extiende su mano en paz a todos sus vecinos.

Como el resto de la comunidad internacional, Israel prefiere una solución pacífica, "pero la comunidad internacional no puede tolerar a un Irán nuclear", porque nadie amenaza a ese país.

Cuando Irán deje de amenazar a los demás, opinó, se liberará a sí mismo de la carga que ha puestos sobre sus propias espaldas, si bien esa decisión compete sólo al pueblo iraní.

Desde la tribuna del Senado mexicano, el presidente Peres fue claro: "Hago un llamamiento al pueblo iraní a que rechace el terrorismo, detenga su programa nuclear y detenga el desarrollo de misiles de largo alcance".

Recordó que históricamente, Israel e Irán han sido amigos y pueden seguirlo siendo, porque existe la oportunidad de resolver el tema de manera pacífica.

Insistió en que Israel extiende su mano en paz, "pero hemos aprendido por la amarga experiencia que debemos ser prudentes con los tiranos. La tiranía no tiene un mensaje para el futuro; ofrece la noche oscura, en lugar de los días llenos de luz".

Respecto a la convivencia entre Israel y Palestina, reiteró la convicción de llevar a una conclusión exitosa las conversaciones de paz, pero advirtió que la liberación de Cisjordania, que sería un nuevo paso en ese sentido, pasa por otras consideraciones.

Y es que, cuando Israel liberó unilateralmente la Franja de Gaza, el territorio fue ocupado por los integrantes del movimiento terrorista Hamas para lanzar desde ahí misiles, sin razón ni motivo.

Ante el existía de que pasara lo mismo con Cisjordania, ese territorio aún no ha sido devuelto y por ello instó a la comunidad internacional a combatir el terrorismo e impedir a Hamas apoderarse de más zonas.

En su ponencia Shimon Peres aseveró que el proceso de paz para Oriente Medio se seguirá negociando hasta llegar a una salida pacífica y cambiar el conflicto por la buena voluntad.

Al respecto indicó que hay 350 millones de árabes en Oriente Medio, 60 por ciento de los cuales tienen menos de 26 años y son la verdadera generación del cambio, pues de ellos 100 millones están "en línea", es decir que tienen acceso a internet, lo cual les da una nueva visión del mundo.

En cuanto a México, el presidente de Israel opinó que nuestro país puede ser un gran centro de desarrollo científico y, al mismo tiempo, una enorme plataforma para ser una potencia industrial.

México tiene el territorio, la población y los recursos para convertirse en una potencia industrial, pues además cuenta con un gobierno joven, con un Congreso que es la puerta de libertad y prosperidad para su pueblo, así como las condiciones para desarrollar ciencia a alto nivel.

Al futuro no se llega paso a pasos, se llega despegando y de un salto. México está llamado a darlo, si bien debe aprovechar sus condiciones, aseveró el ganador del Premio Nobel de la Paz 1994.

En ese sentido y dado que Israel apostó por el desarrollo de las ciencias, ofreció cooperar con México en esa materia porque "la verdadera promesa de progreso se encuentra en la utilización de la ciencia y tecnología para una sociedad que lucha por la justicia y la paz".

El político israelí declaró que la ciencia no tiene límites, mientras que al mundo lo limita su propio pasado, al tiempo que consideró que la humanidad vive una nueva era con una vieja administración, si bien países como México, con lo que calificó del liderazgo joven de Enrique Peña Nieto, está en condiciones de despegar.

Concretamente ofreció a México la cooperación de Israel en temas científicos de agricultura, tecnología hídrica, seguridad y educación, "para alcanzar la prosperidad económica y la justicia social".

Al término de su discurso, el pleno de la Cámara de Senadores ofreció una cálida ovación de pie al presidente Peres.

Antes del mensaje del invitado, el presidente del Senado, Raúl Cervantes Andrade, destacó el papel preponderante que tiene Israel en el mundo, así como el desarrollo político y democrático que ha alcanzado México en los últimos años.

México tiene un nuevo paradigma en sus sistema político, donde todos los poderes, todos los niveles de gobierno y los organismos trabajamos de manera conjunta en el respeto a los derechos y por ello, tenemos hoy un moderno entramado legal que lo garantiza, aseveró.