Llama FAO a reunir 11 mdd para agricultores filipinos

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) lanzó hoy un llamado urgente para reunir más de 11 millones de dólares destinados a ayudar a los agricultores filipinos afectados por el tifón Haiyan.

"Resulta fundamental que llegue ayuda inmediata de la comunidad internacional a los agricultores filipinos para evitar que una doble tragedia golpee a los supervivientes del tifón Haiyan en las zonas rurales", dijo la FAO en un comunicado.

El organismo de la ONU ha lanzado un llamado a la comunidad de donantes para movilizarse con urgencia y reunir más de 11 millones de dólares para ayudar a la población rural a desescombrar tierras agrícolas y limpiar los canales de riego de sedimentos tras la devastación causada por el tifón.

Dijo que el departamento de Agricultura de Filipinas le ha pedido que apoye este proyecto de "dinero por trabajo", que comprende más de 150 mil hectáreas y unos 80 kilómetros de canales de riego comunales.

Como ejemplo, dijo, son necesarias 10 personas al día para limpiar una sola hectárea de tierras de cultivo. También se necesitan fondos para unas mil 400 bombas de riego comunales.

La petición de socorro se suma a los 20 millones de dólares ya solicitados por la FAO para ayudar a los agricultores afectados por el tifón a sembrar, fertilizar, regar y mantener sus cultivos para garantizar las próximas cosechas en 2014.

"Estamos en una carrera contrarreloj", indicó Rodrigue Vinet, oficial superior a cargo del programa de la FAO en Filipinas.

"Hay una necesidad inmediata de recursos para ayudar a los agricultores a despejar sus tierras y sembrar sus cultivos. Por lo tanto, tenemos que comprar lo necesario ahora y dar recursos importantes directamente a los agricultores para ayudarles a superar este período", afirmó.

La FAO llamó a que la comunidad internacional de donantes reconozca la urgencia de la situación y contribuya a los esfuerzos del gobierno respondiendo sin demora a esta iniciativa clave de reconstrucción.

"No podemos destacar lo suficiente la urgencia de actuar a tiempo", advirtió Dominique Burgeon, director de Emergencias y Rehabilitación de la FAO.

"Sería una doble tragedia -añadió- si en la próxima primavera las familias rurales deben seguir dependiendo de la ayuda alimentaria humanitaria porque no hemos sido capaces de apoyarles mientras se recuperan de este desastre".

Hasta el momento, la FAO ha movilizado más de siete millones de dólares para intervenciones de emergencia en Filipinas, obtenidos en parte de sus propios recursos y de donaciones de Bélgica, Suiza, Reino Unido y el Fondo Central de respuesta a Emergencias de las Naciones Unidas.