Toma Parlamento alemán soluciones temporales para abordar asuntos

El Parlamento alemán (Bundestag) puso hoy en marcha un "comité central" para abordar los asuntos legislativos que normalmente hubiera desahogado en las comisiones, debido a la ausencia de gobierno en Alemania.

La solución provisoria del Bundestag ha generado críticas porque, a pesar de la situación política excepcional por la que atraviesa el país, se hubieran podido formar comisiones temporales con los temas que corresponden a cada Ministerio: Interior, Economía, Finanzas, Cooperación para el Desarrollo, etc.

El argumento de los dirigentes del parlamento alemán es que no se sabe hasta el momento si van a prevalecer en el nuevo gobierno los Ministerios actuales o si se van a crear nuevos.

Mientras no se integre el nuevo gobierno alemán, las decisiones respecto a las carteras ministeriales están pendientes.

El "comité central" solo durará mientras no se forme el nuevo gobierno. Está integrado por 40 legisladores que tienen que abordar y gestionar los temas que le hubieran tocado a las 22 comisiones parlamentarias, donde las fracciones tienen a sus expertos en cada tema.

Después de dos meses de negociaciones entre los partidos Unión Demócrata Cristiana-Unión Social Cristiana (CDU-CSU) con el Partido Socialdemócrata (SPD), habrá que esperar ahora dos semanas hasta que las bases de SPD den su voto para decidir si ese partido acepta entrar o no en la coalición de gobierno.

Es la primera vez que hay una situación semejante en la historia de la joven democracia alemana. Los dirigentes del SPD decidieron someter la coalición con la CDU-CSU a sus miembros en vista de que en el partido hay sectores y corrientes encontrados que podrían terminar enfrentándose entre si.

Como resultado se volvería a producir una salida masiva de miembros de ese partido, como ya ocurrió entre el 2005 y el 2009, cuando los socialdemócratas formaron una coalición semejante.

Los 40 legisladores, sin embargo, podrían resultar insuficientes para dar cauce a los diferentes asuntos. Desde hace 66 días, cuando tuvieron lugar las elecciones generales el 22 de septiembre, el Bundestag ha tenido poca actividad en espera de la formación del nuevo gobierno.

Hay asuntos legislativos, sin embargo, que es urgente sacar adelante, como por ejemplo la extensión del mandato para que los contigentes militares alemanes en puntos de conflicto internacionales puedan ampliar su estancia en esos países, un asunto que solo puede votar el Bundestag.

Además hay siete mil peticiones oficiales al Parlamento que no han podido ser respondidas hasta el momento porque ese cuerpo legislativo está solo formado a medias.

Las fracciones legislativas se integraron con rapidez porque después de los comicios quedaron claros los candidatos a diputados que habían ganado un asiento.

El "comité central" temporal que hoy entró en funciones tiene la tarea de poner en marcha el trabajo legislativo, ya que en el Bundestag alemán las comisiones parlamentarias son indispensables.

En las 22 comisiones especializadas que hubo hasta ahora se lleva a cabo gran parte del trabajo parlamentario. Es ahí donde se preparan las leyes con la participación de los legisladores de cada partido. A partir de hoy solo hay ese comité temporal para abordar todas las tareas parlamentarias.

La situación en la que se encuentra el país surgió porque en las elecciones generales del 22 de septiembre ninguno de los partidos obtuvo mayoría, aunque la ganadora clara fue la Unión Demócrata Cristiana de Angela Merkel.

Los partidos demócrata cristianos y el socialdemócrata negociaron desde hace seis semanas un programa de gobierno en el que cada uno trató de imponer lo mas posible de sus promesas electorales. Ayer miércoles se llegó finalmente a un acuerdo y ahora hay que esperar la decisión de las bases socialdemócratas.

El país permanecerá por lo menos 15 días más sin gobierno. En caso de que las bases socialdemócratas rechacen el contrato de la coalición, se prevé un período incierto para Alemania que podría desembocar en nuevas elecciones en unos meses más.