Brasil gana a Checoslovaquia y se corona bicampeón en Chile 1962

Brasil, con su "jogo bonito" pero sin su máximo astro histórico, Edson Arantes do Nascimento "Pelé", lesionado en su segundo partido, venció 3-1 a Checoslovaquia para coronarse bicampeón en la Copa del Mundo Chile 1962.

Los amazónicos conquistaron la séptima edición del mundial, donde participaron 16 selecciones: 10 de Europa (Bulgaria, Checoslovaquia, España, Hungría, Inglaterra, Italia, República Federal de Alemania, Suiza, Unión Soviética y Yugoslavia), cinco de Sudamérica (Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Uruguay) y México.

El balón rodó en canchas chilenas del 30 de mayo al 17 de junio, certamen que dividió a los participantes en cuatro grupos de igual número, con sistema de competencia de juegos entre todos dentro de su mismo sector y donde los dos que obtuvieron mayor cantidad de puntos (se daban dos por triunfo y uno por empate) avanzaron a cuartos de final.

Unión Soviética, en forma invicta con cinco unidades, y Yugoslavia, con cuatro, siguieron con vida en el Grupo Uno para dejar fuera a Uruguay (2) y Colombia (1), que protagonizó un 4-4 ante la URSS y una goleada 0-5 ante los yugoslavos para ser la peor defensiva del torneo con 11.

Alemania, imbatible con cinco puntos, y los anfitriones, que vencieron 3-1 a Suiza (el 30 de mayo) y 2-0 a Italia (el 2 de junio) en el estadio Nacional para sumar cuatro, avanzaron en el Dos para dejar fuera a la "azzurri" (3) y a los helvéticos (0).

El campeón defensor también rescató cinco puntos tras vencer 2-0 a México, con Checoslovaquia igualó 0-0 y superó 2-1 a España para avanzar a "cuartos" en el Tres, junto con los checoslovacos, que sumaron tres unidades, por dos de "aztecas" y españoles.

Pelé, la gran figura del equipo tras el certamen en Suecia 1958, jugó ante el Tricolor e incluso marcó un tanto, pero en la igualada sin goles sufrió una lesión muscular que le impidió jugar el resto del torneo, una baja sensible que los brasileños pudieron superar hasta coronarse.

El 7 de junio de 1962, en el estadio Sausalito de Viña del Mar, la selección mexicana consiguió su primera victoria en la historia de sus participaciones en Copas del Mundo al derrotar 3-1 a Checoslovaquia.

Mal empezó el partido para el Tri porque en el minuto inicial Vaclav Masek adelantó a los europeos, pero Isidoro "Chololo" Díaz (12) y Alfredo del Águila (29) consiguieron la voltereta y aseguraron el triunfo al 90 con gol de pena máxima convertido por Héctor Hernández ante 10 mil 648 aficionados.

Y en el escuadrón Cuatro avanzaron a la segunda ronda Hungría, con cinco unidades, e Inglaterra, con tres y una diferencia de goleo de +1, para dejar en el camino a Argentina (tres y -1) y Bulgaria (1).

El 10 de junio se disputaron todos los partidos de cuartos de final, donde los anfitriones ganaron 2-1 a los soviéticos en el estadio Carlos Dittborn, de Arica, gracias a los goles de Leonel Sánchez (11) y Eladio Rojas (29), con empate momentáneo de Igor Chislenko (26).

En el Sausalito, con par de goles de aquel habilidoso extremo derecho "Garrincha" (minutos 31 y 59) y otro de "Vavá" (53), Brasil dio cuenta de Inglaterra 3-1, que emparejó de forma momentánea con tanto de Gerry Hitchens (38).

Yugoslavia y Checoslovaquia sorprendieron al dejar fuera a alemanes y húngaros por idéntico marcador de 1-0 en los otros partidos, de manera respectiva.

La "verdeamarela" acabó con la ilusión local al superar a los andinos 4-2 el 13 de junio con dos tantos de "Garrincha" y otro par de "Vava", mientras Jorge Toro y Leonel Sánchez, de pena máxima, mantuvieron en la pelea a los anfitriones en el estadio Nacional ante 76 mil 594 personas. Los checos derrotaron 3-1 a los yugoslavos en la otra semifinal, en el Sausalito.

Eladio Rojas, con gol en el último minuto, guió a los chilenos a quedarse con el triunfo 1-0 sobre Yugoslavia en el juego por el tercer lugar el 16 de junio, ante más de 66 mil asistentes al estadio Nacional.

Y un día después en el mismo escenario, Brasil se quedó con el título al derrotar 3-1 a Checoslovaquia tras una voltereta. Josef Masopust batió al arquero Gilmar Dos Santos a los 15 minutos, pero Amarildo (17), "Zito" (69) y "Vavá" (78) inclinaron la balanza para el "scratch du oro" tras vencer a Viliam Schrojf y así refrendaron el título conquistado en Suecia 1958.