Completarán acuerdo Argentina y Repsol en Buenos Aires

Delegados de la empresa española Repsol viajarán la semana próxima a Buenos Aires para concluir el acuerdo con el gobierno argentino por la expropiación de la petrolera YPF, reveló hoy el ministro de Economía, Axel Kicillof.

"Esto es una negociación bastante ardua", advirtió en una entrevista radial en la que desmintió que haya algún tipo de malestar con la estrategia planteada por Repsol y que incluye la representación de un banco internacional por parte de la firma española.

"No me importa si vienen con sus abogados, un banco o una pitonisa, ellos pueden consultarles a quien quieran", señaló el ministro al referirse a versiones periodísticas.

"Entiendo que hay una prensa muy ansiosa por criticar las condiciones en que acordamos", agregó pero aclaró que, pese a las presiones mediáticas, están conduciendo "con mucha seriedad" esta negociación.

El acuerdo con Repsol, añadió, no incluirá sólo cuestiones del bono y la compensación que se ofrecerá a los empresarios españoles, sino las condiciones de todas las acciones legales que se articulen.

El ministro cuestionó a los periodistas que han criticado el acuerdo al considerar la actuación del gobierno como "contradictoria", ya que el año pasado, cuando decretó la expropiación, advirtió que no iba a cubrir la indemnización que exigía Repsol.

"A mí me llama la atención que a veces periodistas inescrupulosos intentan plantear el hecho del acuerdo como una contradicción de la política. Es imposible no pagar una indemnización porque es ilegal", dijo.

Lo que no se iba a pagar a Repsol, aclaró, "era la cifra que reclamaba que estaba lejana a la realidad de la compañía" porque cuando se expropia un bien, se tiene en cuenta cuál es su valor.

La empresa exigió en un principio una indemnización de 10 mil millones de dólares, pero ahora se habla de una compensación de cinco mil millones de dólares que aún no ha sido confirmada por las partes.

La presidenta argentina Cristina Fernández expropió en abril del año pasado el 51 por ciento de las acciones que Repsol poseía en YPF, lo que marcó el inicio de un largo conflicto bilateral entre Argentina y España.

El lunes, de manera sorpresiva, se reunieron en Buenos Aires funcionarios y empresarios de Argentina y España, más el director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, quien fue una de las piezas clave para lograr un acuerdo.