Mínimos trastornos en viajeros en costa este de EUA por tormenta

La tormenta invernal que se propagó por la costa este de Estados Unidos afectó a cientos de vuelos en algunos estados de la región, pero sin tener los enormes efectos desestabilizadores que se temían.

Pese a ello, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) mantuvo este jueves la alerta invernal en la región de los grandes lagos, advirtiendo de fuertes precipitaciones de nieve y heladas que afectarán mayormente las zonas rurales.

Los estados más afectados por el fenómeno serán Wisconsin, Minnesota y Michigan, en donde se anticipan precipitaciones de entre seis y hasta 12 pulgadas de nieve.

La zona de efecto severo fue menor a la que se había proyectado inicialmente en las horas previas al inicio del feriado por el Día de Acción de Gracias, cuando unos 43 millones de estadunidenses viajaron a través del país para la celebración.

El grueso de este movimiento tuvo lugar a través de las carreteras del país, algunas de las cuales en estados como Virginia, Maine y Maryland se vieron afectadas por nieve, hielo o lluvia.

Las proyecciones de la Asociación Automovilística estadunidense (AAA) señalaron que 38.9 millones de personas realizarán viajes por tierra de 80 kilómetros o más.

El efecto de la tormenta en el tráfico aéreo estuvo limitado a Nueva York, Nueva Jersey y Pensilvania, donde autoridades reportaron el miércoles la cancelación de unos 300 vuelos, una fracción de los casi 32 mil previstos para esa jornada a nivel nacional.

La tormenta dejó un saldo de más de 100 choques automovilísticos y causó la muerte de al menos 12 personas en su paso por California, Nuevo México, Texas y Albuquerque.