Piden en Colombia diálogo directo con Managua para enfrentar crisis

El gobierno colombiano debe apostarle a un diálogo directo con Nicaragua para resolver sus diferencias marítimas en el mar Caribe, propuso hoy el influyente periódico El Tiempo.

En su editorial, indicó que "hay que insistir en la necesidad de un diálogo directo. Sólo así se podrán cerrar eventualmente las heridas que ha dejado el proceso, las cuales corren el peligro de ahondarse si el ambiente de confrontación se perpetúa".

Agregó que un "arreglo entre Colombia y Nicaragua permitiría llegar a mecanismos en los que se proteja la invaluable riqueza económica de la zona, hoy sujeta a una expoliación que puede generar daños irreversibles para la población de ambas naciones".

La propuesta se hizo después que el gobierno del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, llamó a consultas a su embajadora en Managua, Luz Estela Jara, como protesta por una nueva demanda de Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ).

En 2012, la CIJ cedió a Nicaragua una extensa porción de mar colombiano, pero ahora ese país centroamericano impuso una nueva demanda argumentando supuestas amenazas de uso de la fuerza en el mar Caribe por parte de Colombia.

El diario insistió que para pasar a la fase de diálogo se requiere de una dosis de "buena voluntad de Managua", pero a la vez pidió que se bajen "las aguas de la política interna".

Llamó a "darle más espacio a la diplomacia", que, con el concurso de países amigos, puede "ayudar a disminuir tensiones que no les convienen a Colombia ni a Nicaragua y bastante zozobra crean entre los habitantes del archipiélago" de San Andrés y Providencia.

Para el periódico, "sólo así será posible retomar la senda de la confianza, recordando hasta el cansancio que un arreglo regular es mejor que un buen pleito".

Recordó que "el gobierno de Daniel Ortega hace lo que le genera réditos ante la opinión de su país: usar todos los recursos a su alcance para poner contra la pared a su contraparte colombiana, a sabiendas de que el derecho internacional está de su lado".

"Es verdad que en su momento habrá que contestar los alegatos presentados y poner en marcha nuevos mecanismos, si los hay, pero el margen de maniobra se volverá, inexorablemente, más estrecho", advirtió.

El miércoles, la canciller colombiana María Ángela Holguín consideró "increíble que Nicaragua siga buscando la Corte de La Haya para dirimir asuntos bilaterales, sin que previamente haya hablado con nosotros", y calificó a ese país de un "pésimo vecino".