Retoma ejército sirio ciudad en manos de rebeldes al norte de Damasco

El ejército sirio tomó hoy el control total de la localidad de Deir Attiyeh, en la estratégica zona del Al Qalamoun, al norte de Damasco, mientras fuertes enfrentamientos se registraron en el este de la capital y en el Golán, al suroeste.

En una ofensiva a gran escala para recuperar las zonas controladas por los rebeldes "nuestras unidades militares han recuperado el control total de la ciudad después de eliminar los últimos focos terroristas", señaló la agencia estatal de noticias SANA.

La televisión estatal de Siria confirmó que las fuerzas gubernamentales han capturado una ciudad occidental, cerca de la frontera con el Líbano, una semana después de que combatientes de la oposición se apoderaron de ella.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Londres, reportó que tropas leales al régimen del presidente Bashar Al-Assad tiene casi el control de Deir Attiyeh, que cuenta con una importante población cristiana.

Las fuerzas sirias lanzaron una ofensiva este mes en Al Qalamoun, región del norte de la capital a lo largo de la frontera con el Líbano en un intento de evitar el flujo de combatientes entre el norte y el sur del país árabe en guerra civil desde hace dos años y ocho meses.

La recaptura de la población se produce seis días después de que los combatientes rebeldes tomaron la ciudad en la carretera estratégica entre Damasco y la ciudad central de Homs .

"Nuestro heroico ejército ha tomado el control total de la ciudad de Deir Attiyeh en la provincia de Damasco después de que aplastó los últimos enclaves de los terroristas", dijo la emisora??, que citó una fuente militar.

El viernes de la semana pasada, cientos de yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIL ) y el Frente Al- Nusra tomaron el control de Deir Attiyeh , según un grupo de seguimiento y la oposición siria.

La mayoría de los combatientes rebeldes que habían tomado posiciones en Deir Attiyeh fueron " aplastados", precisó un funcionario de seguridad sirio, quien agregó que la ciudad había sido "limpiada".

En el terreno diplomático, el jefe del principal grupo de oposición de Siria ha dicho que va a asistir a las conversaciones de paz previstas en Ginebra en enero próximo para poner fin a la guerra civil.

Ahmad Jarba señaló qude la Coalición Nacional Siria ve las conversaciones como un paso hacia la "transición de liderazgo", es decir, el retiro de al-Assad, mientras el gobierno de Damasco también ha dicho que asistiría, pero no iba a negociar un traspaso de poder.

Los grupos rebeldes implicados en los combates han dicho que no van a participar.

Según Naciones Unidas, más de 100 mil personas han muerto y millones ha sido desplazados debido al conflicto armado.

La ONU advirtió recientemente sobre la situación humanitaria en Siria, diciendo que más de nueve millones de personas están en necesidad de ayuda urgente debido a la crisis.