Ignoran manifestantes en Tailandia llamado al diálogo

Los manifestantes cortaron la electricidad de la sede de la policía nacional en Bangkok, pese al llamado al diálogo que hizo La primera ministra de Tailandia, Yingluck Shinawatra, a la oposición para superar la crisis.

El edificio central en Bangkok estaba funcionando con energía de respaldo usando un generador de emergencia, según un portavoz.

Anucha Romyanan, portavoz de la policía nacional, confirmó que los manifestantes derribaron varios cables de electricidad fuera del edificio principal. "Ahora estamos utilizando la electricidad de reserva, estamos utilizando un generador", indicó.

Además de la sede de la policía nacional, los manifestantes también han tomado los ministerios de Defensa y de Educación, aunque la policía afirmó que el número de personas que participan en las protestas ha disminuido.

Yingluck superó este jueves una moción de censura en el parlamento, sin embargo no ha logrado reducir las tensiones para poner fin a las mayores protestas antigubernamentales desde los disturbios de hace tres años que dejaron cientos de muertos.

La moción de censura fue presentada por el opositor Partido Democráta, que alega corrupción generalizada en el gobierno y acusó a la jefa de gobierno de actuar como un títere de su hermano, el ex primer ministro depuesto Thaksin Shinawatra.

Yingluck, quien ha negado las acusaciones de la oposición, pidió a los manifestantes "suspender" sus protestas por la "paz del país".

En un discurso televisado difundido horas después de ganar una moción de confianza en el Parlamento, Yingluck aseguró que las manifestaciones están causando daños a la economía del país y ha instado a los opositores a sumarse a un panel para encontrar una salida a esta crisis.

"El gobierno no quiere entrar en ningún juego político porque creemos que deterioraría la economía", señaló Yingluck.

Miles de manifestantes reclaman la renuncia del gobierno tailandés a causa de una polémica ley de amnistía que intepretan como un subterfugio para preparar el regreso a Tailandia del ex primer ministro Thaksin Sinawatra.