Ejecución de garantías no debe preocupar a usuarios del crédito: ABM

El presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Javier Arrigunaga, afirmó que la modificación en la ejecución de garantías no significará un cambio en los mecanismos de otorgamiento de crédito, lo que no debe preocupar al deudor.

Ello, luego de la aprobación de la reforma financiera, en la cual se modifica el otorgamiento y ejecución de garantías (que es recuperación del bien que respalda el créditos), y se manejan los términos de arraigo y secuestro.

En conferencia, el líder de la ABM, refirió que estos conceptos legales existen desde el porfiriato y no han sido aplicados, por lo que lo fundamental en materia de ampliación de crédito radica en el buen funcionamiento del aparato de administración de justicia.

No obstante, si hay modificaciones en relación con concursos mercantiles; deja más claros los derechos de los acreedores verdaderos en conceptos como la recuperación del crédito de manera judicial, pero "cuando no quede otra vía".

"El mensaje es claro y adecuado: hay que fortalecer el Estado de Derecho que permite la recuperación de los créditos a través de una verdadera expansión de los préstamos".

De ahí que no debiera existir preocupación del público, "salvo el que pida un crédito pensando que no va a pagar", además de que ninguna ley es retroactiva y en su caso aplicaría en préstamos de muy altos montos, no así en segmentos como el de consumo.

Así que "no vamos a cambiar la forma de otorgar tarjetas de crédito, de nómina, personales, la verdad es que algunas de las figuras que se están modificando para la recuperación del crédito tienen qué ver con deudores de empresas o de montos importantes, que lo que son deudores en créditos a consumo".

Lo que si se espera, destacó, es que con el avance en el fortalecimiento del Estados de Derecho, la prima de riesgo en el otorgamiento de crédito bajará y con ello, el costo del crédito.

Al respecto, Luis Robles Miaja, vicepresidente de la ABM, puntualizó que no debe esperarse que los resultados de la reforma financiera se verán de un día para otro, sino que sus beneficios se verán a mediano plazo, como lo es la reducción del costo de un crédito.

Y es que no debe olvidarse que la aprobación de la reforma es solo el primer plazo, ya que ahora se deberá trabajar en 220 adecuaciones a las leyes y la redacción de 100 nuevas circulares, concluyó Robles.