Emite Corte de EUA acusación contra exfuncionarios de Coahuila

El ex gobernador interino del norteño estado mexicano de Coahuila, Jorge Juan Torres López, y el extesorero de esa entidad, Héctor Javier Villarreal, fueron acusados hoy ante una Corte Federal de Estados Unidos por delitos financieros.

La Oficina del Procurador Federal para el Sureste de Texas señaló que ambos exfuncionarios son acusados de cuatro cargos, dos de los cuales: conspiración para lavar dinero y defraudar al banco JP Morgan Chase Bank, habrían sido cometidos en forma conjunta.

De acuerdo con la acusación, emitida la semana pasada pero dada a conocer este miércoles, ambos enfrentan también dos cargos por separado de fraude electrónico.

La acusación se emite como resultado de las demandas interpuestas por las autoridades federales estadunidenses en abril de 2012, en las que son señalados como responsables de lavado de dinero y fraude.

Torres López, de 59 años de edad, está acusado ante la Corte Federal en Corpus Christi, Texas, de conspirar para lavar dinero, fraude bancario, fraude postal y fraude electrónico.

Se desempeñó como gobernador interino de Coahuila entre enero y noviembre de 2011, para concluir el periodo que quedó vacante tras la solicitud de licencia al cargo del exgobernador Humberto Moreira.

Antes se había desempeñado como secretario de Desarrollo Social de Coahuila y presidente municipal de Saltillo, en el mismo estado.

Héctor Javier Villarreal, tesorero de Coahuila entre 2008 y 2011, fue arrestado el año pasado en Texas, pero fue liberado antes de ser plenamente identificado. Villarreal está acusado de lavar dinero obtenido a través de préstamos fraudulentos.

El procurador federal para el suroeste de Texas, Kenneth Magidson, apuntó en un comunicado que Villarreal y Torres son sospechosos del lavado de más de dos millones de dólares cada uno, mediante cuentas bancarias en las Bermudas. El dinero habría sido obtenido a través de préstamos fraudulentos.

Las autoridades estadunidenses acusan a ambos exfuncionarios de abrir y utilizar cuentas bancarias en Texas para el envío de los fondos sustraídos a las Bermudas. Villarreal y López se encuentran en calidad de fugitivos.