Pacto por México, reconocido en México y otros países: Osorio Chong

El Pacto por México es un instrumento reconocido por la mayoría en el país, sostuvo el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien señaló que este mecanismo de diálogo ha permitido armonizar los acuerdos.

El responsable de la política interior del país comentó que, incluso, a unos días de que cumpla un año, el Pacto por México es muy reconocido por otros países, en función de las dificultades que se viven en el norte, centro y sur del continente, o en países de Europa y Asia.

"Aquí estamos construyendo acuerdos, reformas que van a trascender en la mejoría, sin duda, de las oportunidades de los mexicanos, que se irán viendo en el corto, mediano y largo plazos, no importa si es en este gobierno o en las futuras administraciones", enfatizó.

En conferencia de prensa tras la firma del Convenio de Colaboración entre la Segob y el Instituto Nacional de Administración Pública, dentro del Seminario "Derechos Humanos y Administración Pública", indicó que lo importante es lograr los acuerdos que transformen a México "y en esto está empeñado el presidente Peña Nieto, y sin duda lo seguirá haciendo".

El Pacto, enfatizó, ha abierto posibilidades de entendimiento para que los acuerdos puedan darse con mayor facilidad, y una vez que los partidos políticos y el gobierno federal los alcanzan, las decisiones que se toman en las cámaras de Diputados y de Senadores "tal vez sean un poco más fáciles".

A un año de la actual administración, en la política interna del país se ha procurado tener los lazos de comunicación con todas las fuerzas políticas, es decir, "hablar y entendernos con los partidos políticos", sostuvo el titular de la secretaría de Gobernación (Segob).

"Es una instrucción del presidente, el poder lograr mandar un mensaje a la sociedad de que los políticos, encabezados por el gobierno federal, sabemos y podemos ponernos de acuerdo", añadió.

Sobre las manifestaciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), Osorio Chong dijo que se mantiene el llamado a las y los maestros "para que se entienda que esta reforma va a ayudar a una mejor educación, una educación de calidad, de la que estamos muy necesitados".

Sostuvo que la nueva legislación no afecta los derechos laborales del magisterio, y los procedimientos en la evaluación no son exámenes solamente, sino que la idea es fortalecerlos para que estén en las mejores condiciones, y sean maestros que tengan todos los instrumentos para ofrecer una educación efectiva.

Hizo notar que cada vez son más los maestros que lo entienden así, lo que se refleja en que en Oaxaca ya están todos en clases, mientras que en Chiapas 99 por ciento de los alumnos, al igual que en Quintana Roo y Campeche.

El funcionario federal envió el mensaje al magisterio de Veracruz que en lo que tiene que ver con la reforma "no habremos nosotros de ceder un ápice", en tanto que otro tipo de peticiones las planteen en la entidad, con base en la descentralización educativa que existe desde hace muchos años.

Reiteró que en el país las escuelas están funcionando prácticamente todas, lo cual quiere decir que sí funcionan el diálogo y el acuerdo.

"Cuando se trasgrede la ley, pues hemos visto la acción del gobierno del Distrito Federal", e insistió en que el gobierno federal es tolerante y busca acuerdos, hasta el límite de las posibilidades, pero también actúa cuando se lesionen los derechos de otros mexicanos.

Antes, durante la firma del acuerdo, el titular de la Segob indicó que una sociedad de derechos es la salvaguarda más eficaz para alcanzar un México en paz, pues permite un país tolerante, libre de violencia, en el que impere la justicia y la seguridad, que son base necesaria para el desarrollo social y democrático.

Anotó que con la reforma constitucional en materia de Derechos Humanos de junio de 2011, todas las autoridades están obligadas a promover, garantizar, respetar y proteger las garantías fundamentales, de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad.

"Estamos obligados, pero lo más importante es que lo hagamos por convicción", por lo cual es fundamental capacitar y formar funcionarios sensibles que, desde sus responsabilidades, promuevan la observancia y difusión de estos derechos y así generar una nueva cultura de servicio público, puntualizó.