Legisladores se pronuncian a favor de reforma energética sustentable

Diputados y senadores de todas las fracciones legislativas se pronunciaron en favor de una reforma energética sustentable, que garantice la soberanía y seguridad en esta materia, que reduzca las emisiones de gases efecto invernadero e impulse la transición energética hacía las energías renovables.

Asimismo, destacaron la necesidad de promover una economía baja en carbono, tomando en cuenta que las condiciones geográficas de México lo convierten en un país privilegiado para producir energía solar, hídrica y eólica.

Al dar a conocer el Pronunciamiento sobre una Reforma Energética Sustentable suscrita por 32 diputados y ocho senadores de todos los grupos parlamentarios, argumentaron que la energía es el motor de crecimiento de México.

Explicaron que por ello, la reforma energética debe ampliar, diversificar y mejorar las oportunidades energéticas en armonía con el medio ambiente, con la finalidad de construir una estrategia a mediano y largo plazo con una visión progresiva de bienestar.

Afirmaron que este pronunciamiento y las reformas a las leyes son parte de los resultados a presentarse en la próxima Segunda Cumbre Mundial de Legisladores, que se efectuará en México del 6 al 8 de junio de 2014, la cual busca reunir de 400 a 500 legisladores del mundo que trabajarán acciones comunes en beneficio del medio ambiente.

En conferencia de prensa, los legisladores Fernando Bribiesca Sahagún, de Nueva Alianza; Graciela Saldaña Fraire, del PRD; Concepción Navarrete Vital y Minerva Castillo Rodríguez, del PRI; Sergio Augusto Chang Lugo y Tania Margarita Morgan Navarrete, del PAN así como Judith Magdalena Guerrero López y Lourdes Adriana López Moreno, del PVEM, dieron lectura a este pronunciamiento.

Antes, la diputada María Isabel Ortiz Mantilla, presidenta de GLOBE México, presentó el documento sobre una Reforma Energética Sustentable, el cual tiene por objeto impulsar que en las modificaciones sobre el tema que eventualmente se aprueben, se privilegie el uso de energías renovables.

Asimismo, que en la reforma que se discute en el Senado se otorgue protección al medio ambiente, se cumpla con los compromisos al respecto signados por México a nivel internacional y se reduzca la huella de carbono de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

A su vez, el diputado Bribiesca Sahagún dijo que con ese pronunciamiento se busca que la reforma energética sea sustentable y garantice la soberanía y seguridad energética en el país, con una visión a mediano y largo plazo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero e impulsar la transición a fuentes renovables.

Los 12 puntos que integran el documento son: La reforma debe ampliar, diversificar y mejorar las oportunidades energéticas, en armonía con el medio ambiente; las condiciones geográficas y climáticas de México lo convierten en un país privilegiado para producir energía solar, eólica e hídrica.

Además, la reforma debe contemplar abastecimiento de energía proveniente de fuentes no fósiles, así como el cuidado y protección del medio ambiente, con la finalidad de construir una estrategia de mediano y largo plazo, con una visión progresiva de bienestar.

Al tiempo que debe contribuir a cumplir con los compromisos nacionales e internacionales de disminución de gases de efecto invernadero en al menos 30 por ciento para 2020; lograr que las energías renovables constituyan al menos 35 por ciento de la matriz energética para 2024 y cumplir con la ley general de cambio climático.

También debe impulsar la implementación de energías renovables para dejar de depender de los combustibles fósiles. Y la reforma energética tiene que construirse con visión social, ser incluyente y considerar la salud y bienestar de los habitantes del país.

Asimismo, la energía debe ser un factor que contribuya a disminuir la brecha social generando nuevas oportunidades de desarrollo, sin afectar el equilibrio ecológico. Y los subsidios energéticos deben destinarse a la población más necesitada.

La reforma debe aumentar la capacidad de generación y distribución de electricidad, para lograrlo será necesario transitar a un modelo energético basado en energías renovables que impulse el desarrollo de tecnología de punta y personal capacitado, lo que se traduce en empleos estables y mejor remunerados, añade.

Otro punto es que tiene que acelerar la reducción de huella de carbono de Pemex y la CFE de manera inmediata, así como disminuir el riesgo de accidentes y emprender programas de eficiencia energética, conservación de agua y reducción de residuos.

Pemex se debe convertir en el eje de la economía y el desarrollo sustentable e invertir en la producción de combustibles menos contaminantes, en la implementación de energías renovables y fortalecer industria petroquímica, evitando la quema de gas y el desperdicio o derrame de hidrocarburos durante su extracción.

Un punto más es que el uso del gas shale y otros hidrocarburos no convencionales podrán ser componentes temporales de la transición energética, siempre y cuando no constituyan un pasivo ambiental que deteriore el capital del gas del país y cuando su extracción no represente un riesgo a la seguridad hídrica y de la población.

Por último, se considera la instalación de infraestructura para el aprovechamiento de fuentes de energía renovables deberá contemplar beneficios para las comunidades e incluir medidas de coexistencia respetuosa con los habitantes del país.