Aceptaría jefe del Ejercito de Nicaragua una eventual reelección

El jefe del Ejército de Nicaragua, general Julio Avilés, dejó hoy entrever que aceptaría una eventual reelección en su cargo, que culminará en febrero de 2015, ante la posible suspensión de la prohibición de una reforma al Código Militar.

"Somos soldados de la patria, disciplinados", indicó Avilés a la prensa al ser consultado sobre una eventual reelección en el cargo.

Ya existe el antecedente en el caso de la actual directora de la Policía, Aminta Granera, quien fue refrendada en su cargo, por el presidente Daniel Ortega.

Mientras que Ortega asumió su segundo mandato en enero de 2012, pese a una prohibición constitucional, levantada por una sentencia de la Corte Suprema de Justicia.

El jefe militar dio su respaldo "plenamente" a las enmiendas al Código Militar en vigor desde hace dos décadas.

El Código fue la garantía de la salida y una transición pacífica por primera vez en Nicaragua del jefe fundador del Ejército, general en retiro Humberto Ortega, en 1995.

Una comisión parlamentaria ha iniciado las consultas para el dictamen de Ley de Reforma al Código de Organización y Previsión Social Militar que "ajustaría" la modernización de las fuerzas armadas, dijo a la prensa el diputado oficialista Filiberto Rodríguez.

Se trataría, señaló, de "ajustes al tiempo y la modernización" de otras legislaciones que "trastoca al ejército, trastoca al Código Militar".

El jefe del Ejercito no podía ser reelecto después de su período de cinco años y pasaba a retiro, sin embargo, la propuesta podría extender el período y permitir la reintegración de ex militares.

En el marco del nuevo Código, Humberto Ortega, hermano del actual mandatario sandinista, abandonó las Fuerzas Armadas en la primera transición militar pacífica en la historia de Nicaragua, un país sacudido por recurrentes guerras civiles.

La nueva ley marcó un hito en la historia y estableció los relevos de mando sin traumas.

El presidente de Nicaragua elige al sucesor de las Fuerzas Armadas de una terna que presenta la cúpula militar en su momento, según la ley.