Demorará tres años o más la unificación monetaria en Cuba

El gobierno del presidente Raúl Castro necesitará al menos "tres años o más" para lograr la unificación monetaria en Cuba, una de las más graves distorsiones económicas de la nación caribeña.

El pronóstico lo hizo el ex ministro de Finanzas y después de Economía José Luis Rodríguez, quien formuló la primera apreciación semioficial del complejo proceso anunciado por Castro en octubre pasado sin establecer fechas.

En un artículo aparecido en Cubacontemporanea.com, Rodríguez dijo que "la gradualidad anunciada (por Castro) en la reunificación monetaria debe garantizar la mayor estabilidad económica y seguridad posible para todos los miembros de la sociedad".

"En una sociedad socialista no es posible una devaluación súbita con los efectos negativos típicos de las políticas liberales", opinó y reveló que está en marcha un experimento limitado de devaluación rumbo a la unificación.

Según el actual asesor del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial (CIEM), "será necesario primero devaluar la tasa de cambio oficial que hoy rige las operaciones" de las empresas (uno a uno) y después lograr su convergencia con el que usa la población (25 x uno).

En Cuba conviven el peso cubano (CUP), con el que pagan los salarios estatales y que la población usa para comprar bienes y servicios subsidiados como la canasta básica y el peso convertible (CUC), una divisa local equiparada al dólar que vale 24 veces más que el CUP.

Reveló que ya se han ensayado desde 2011 tasas de cambio que han llegado a 10 CUP por CUC en las ventas de productos agrícolas al turismo, un procedimiento que también se aplica en la agroindustria azucarera.

"En todo caso, la eliminación de la dualidad monetaria para las personas jurídicas tendrá un cierto costo a corto plazo y beneficios que se evidenciarán en el mediano plazo", señaló.

Pero en su opinión, "hoy es posible comenzar a revertir la situación" de la existencia de dos monedas que tiene una grave repercusión a la hora de determinar los costos, los gastos y, por ende, los precios en la contabilidad empresarial.

Expertos consultados por Notimex estiman que la doble moneda en Cuba ha profundizado la desigualdad social pues el salario promedio de un trabajador es de 20 CUC, mientras otras personas reciben remesas en dólares del exterior o trabajan en el turismo o firmas extranjeras.

La dualidad monetaria ha durado en Cuba hasta ahora dos décadas debido, en opinión del autor, a las deformaciones económicas existentes, la crisis del "Período Especial", la presión acrecentada del bloqueo norteamericano y la crisis económica internacional.

Para encarar las deformaciones por la convivencia de dos monedas y diferentes tasas de cambio, el ex funcionario vaticinó "un complejo proceso de creación de reservas financieras, acompañado de transformaciones jurídicas, contables y estadísticas".

Sobre las expectativas de la población, insistió en que "no debe perderse de vista que se trata de un complejo proceso interrelacionado con el programa de transformaciones estructurales en curso, y que requerirá tiempo para su aplicación gradual".

De lograrse la unificación, de todas formas la superación de los problemas que en la actualidad afectan a la producción de bienes y servicios y los ingresos de la población "sólo será posible con un profundo cambio estructural en la economía", advirtió.