Convoca legislador a sacar adelante la reforma política para el DF

El legislador Julio César Moreno Rivera convocó a la LXII Legislatura del Congreso de la Unión a sacar adelante la reforma política para el Distrito Federal, al dar cuenta del impulso a ocho reformas constitucionales de trascendencia económica, política y social, así como al paquete económico.

El presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados consideró necesario dejar de darle trato de segunda a la capital de todos los mexicanos en materia de derechos políticos.

Como integrante de la mesa que trabaja en la reforma política del Distrito Federal, se comprometió a impulsar los cambios pertinentes a la Carta Magna con objeto de consolidar a la ciudad como entidad federativa, con soberanía y derechos plenos similares a los del resto de entidades.

Ello, de modo que a su gobernante se le faculte con más y mejores herramientas para beneficio de sus gobernados, abundó el diputado federal emanado del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Con tales reformas, aseguró, se busca retomar el crecimiento económico y avanzar en competitividad, acotamiento de monopolios, generación de empleos, abatimiento de la pobreza.

También en democratización, justicia, seguridad pública, respeto a los derechos humanos, saneamiento de finanzas estatales, transparencia en cuanto a ejercicio del gasto, educación de calidad y seguridad patrimonial, entre otros rubros.

Opinó que desde hace 30 años el país abandonó el crecimiento económico, que durante el periodo del llamado "milagro mexicano" fue de seis por ciento promedio al año, y ahora se debata en el estancamiento, que se traduce en desempleo, inseguridad, educación de mala calidad, servicios deficientes y bajos salarios.

Indicó que las naciones que tuvieron crecimiento en el mismo lapso lo consiguieron gracias a que, entre otras cosas, hicieron reformas constitucionales.

Moreno Rivera previó mejoras en 2014 para la ciudad de México, en virtud de la reciente aprobación en el presupuesto federal del Fondo de Capitalidad, con tres mil millones de pesos, y la inclusión de la capital en el Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social por 700 millones, lo que en conjunto se reflejarán en servicios y obras.

"Con ello el DF podrá seguir funcionando como capital política y económica de la República Mexicana, para alcanzar un equilibrio entre derechos políticos y económicos que le permitan a su gobierno cubrir las demandas de sus ciudadanos y atender los servicios en el entorno de la sede de los Poderes de la Unión", señaló.

El legislador perredista aseveró que "la ciudad de México es sede de los Poderes federales, motor de la economía nacional, ciudad de las libertades y los derechos".

Además "es la que otorga el mayor porcentaje de PIB a la nación, por lo que las participaciones fiscales que recibe por parte de la Federación tienen que ser equitativas a los ingresos que genera dentro de la economía nacional", expuso.