Necesario impulsar en niños interés por matemáticas en Chiapas

La delegada de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Josefa López Ruiz, dijo que se necesita realizar un trabajo de interacción entre el estudiantado del estado para impulsar el interés en las matemáticas y su uso.

En entrevista con Notimex, tras señalar que los maestros ya deberían empezar a trabajar en la disciplina, toda vez que existes grandes insuficiencias, dijo que el niño tiene que aprender que los números aunque son abstractos, no están en la naturaleza, sino en la mente de las personas.

Hoy, apuntó, los resultados que tenemos en matemáticas en el país no son suficientes, al igual que con español, y añadió que en Chiapas donde es más visible la insuficiencia es con los indígenas.

Recordó que si en 2006 el resultado de la Evaluación Nacional de Logro Académico en Centros Escolares (ENLACE) arrojó que hay una falla en el aprendizaje de las matemáticas, entonces se debió hacer mucho hincapié en que los maestros se actualizarían en esta disciplina y también en español.

Hay que reconocer, indicó López Ruiz, que las matemáticas y el español son las disciplinas rectoras del aprendizaje, el que tiene pensamiento lógico y el que comprenda lo que lee, es lo que se necesita para las diferentes materias.

Consideró que "la prueba Enlace nos sirve para diagnosticar el estado en que se encuentran los educandos y tenemos que ponerle remedio a esa insuficiencia a través de la reforma educativa.

"Esperemos cinco años para las primeras evaluaciones y en total unos 12 a 15, lo que tarda un alumno desde preescolar hasta la universidad", acotó.

Refirió que "siempre en educación los plazos son lentos, con la reforma se pueden ir haciendo evaluaciones tanto de maestros como de alumnos para tener un seguimiento más puntual a esta correlación y los padres tendrían que interesarse más en el trabajo escolar de los alumnos".

Abundó que "si se interesan en el trabajo escolar de sus hijos promoviendo la lectura o ejercicios matemáticos aportan a la formación del niño la autoestima, al saber que su trabajo vale, se va a sentir valorado".

Recordó que desde 1991 se consideró el hecho de que no se estaba formando el pensamiento lógico en los educandos, porque se había de manera generalizada una animadversión a las matemáticas.

Esto, refirió, se generó en 1972 cuando el entonces presidente Luis Echeverría firmó un convenio en Ginebra para modificar la enseñanza de las matemáticas, la razón fue muy buena, los números binarios estaban en la antesala y la computación dando pasos agigantados.

La funcionaria señaló que "había que modificar la enseñanza de las matemáticas y fue cuando se cambió la enseñanza tradicional por la teoría de conjunto, todo hubiera salido muy bien si se hubiera capacitado a los maestros, pero no lo hicieron".

Entonces los maestros siguieron una enseñanza en la que no habían sido formados, a partir de ahí, en 1992 se propuso el Programa Nacional de Actualización Permanente del Magisterio (PRONAP), enfatizó.

"Más tarde surgió el programa de Carrera Magisterial para incentivar a los maestros a que pudieran aumentar sus ingresos de una manera horizontal, nada más que fue 20 años después", apuntó.

A partir de ahí se tomaron cursos para poder dar mejores matemáticas, sin embargo, no se le puso el empeño suficiente para conseguir los resultados, mientras que la Carrera Magisterial no se le dio el seguimiento, "hoy tenemos que hacer cambios en la enseñanza", concluyó.