Niega jueza a O.J. Simpson petición de nuevo juicio

Una jueza de Las Vegas negó al ex estrella del futbol americano O. J. Simpson su petición de un nuevo juicio para revocar la sentencia de 33 años de prisión que le fue dictada en 2008 por robo a mano armada, informaron voceros de la corte.

Bajo el argumento de que el ex atleta tuvo una inadecuada asesoría legal, su nuevo intento por otro juicio falló, y pese a ello anunció que buscará apelar de nueva cuenta la resolución judicial.

Una petición similar la presentó Simpson en mayo pasado y un juez de Las Vegas resolvió que no había suficientes pruebas para justificar la celebración de un nuevo proceso judicial para revocar su sentencia de 33 años de prisión.

Simpson fue acusado y sentenciado en 2008 por robo y secuestro al participar en el robo a mano armada a coleccionistas de artículos deportivos y memorabilia a su nombre, en una habitación de un casino de Las Vegas.

El ex jugador de futbol americano aseguró que su abogado de Florida, Yale Galanter, al que le pagó unos 700 mil dólares, cometió varias irregularidades en su gestión y fue culpable indirecto de su sentencia por un Tribunal Superior de Las Vegas.

El ex estrella de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL, por sus siglas en inglés), ahora de 66 años, había sido exonerado en el llamado juicio del siglo en 1995 cuando fue acusado de asesinar a su esposa y al amigo de ésta.

En lo que ha sido considerado un contrasentido, Simpson fue declarado culpable en un subsecuente juicio civil y en el que fue obligado a pagar una compensación por daños por 33 millones 500 mil dólares a familiares de Nicole Brown Simpson.

Ahora Simpson es el preso número 1027820, muy lejos de la época en que usaba la camiseta con el número 32, cuando ganó el Trofeo Heisman y se convirtió en una estrella del fútbol americano y miembro del Salón de la Fama.

La jueza de Distrito del condado de Clarck, Linda Marie Bell, señaló que el convicto deberá permanecer tras las rejas y tendrá la opción, al cumplir 70 años de edad, de solicitar la libertad condicional por cuestión de edad.

Simpson, acompañado por algunos amigos irrumpió en 2007 en una habitación de un hotel económico de Las Vegas para exigir a vendedores de colecciones a regresarle objetos y artículos deportivos autografiados por él y que aseguraba le fueron robados.

En su justificación Simpson dijo desconocer que sus acompañantes estaban armados, pero al final fue sentenciado por los cargos de robo y secuestro a mano armada.