Refrenda Kennedy a Japón como principal aliado en Asia de Washington

La entrante embajadora estadunidense ante el gobierno de Japón, Caroline Kennedy, reiteró hoy que este país es el principal aliado de Washington en Asia y cuestionó la nueva zona de vigilancia aérea de China.

Las palabras de la diplomática se dieron mientras Beijing confirmaba que fue capaz de monitorear el paso de dos bombarderos estadunidenses por esa zona de vigilancia el pasado lunes.

El establecimiento de la zona de identificación de defensa aérea anunciada por China el pasado sábado 23 inhibe la seguridad regional, dijo en una reunión de bienvenida que le organizó la Sociedad Japón-Estados Unidos y la Cámara Americana de Comercio en Japón.

Kennedy es la primera mujer que se desempeña como embajadora estadunidense en Japón y hace una semana se reunió con el primer ministro japonés Shinzo Abe, y este miércoles saludó también la creación del Consejo Nacional de Seguridad japonés.

Sobre esa zona de defensa, el ministro japonés de Defensa, Itsunori Onodera, anunció que este miércoles hablará vía telefónica con su homólogo estadunidense Chuck Hagel sobre el tema, sobre el cual coinciden en que es "inaceptable".

En tanto, en Beijing el ministerio chino de Defensa anunció este miércoles que monitoreó el paso de dos bombarderos estadunidense B-52 sobre la zona de identificación que impuso el pasado sábado, vuelos que ocurrieron este lunes.

Antes, el departamento estadunidense de Defensa había dado a conocer ambas operaciones y precisó que fueron efectuadas sin informar a China, una contravención a las normas impuestas por ese país.

Mientras tanto, en Taipei el ministro taiwanés de Transportes, Yeh Kuang-shih, aceptó ante un comité parlamentario este miércoles que las líneas aéreas comerciales taiwanesas han informado de sus planes de vuelo sobre la zona china de seguridad.

Explicó que ha sido por razones de seguridad exclusivamente, de la misma manera que han acatado las instrucciones chinas aerolíneas de Filipinas y Singapur, indicó un reporte de Focus Taiwán.

A su vez el ministro surcoreano de Asuntos Exteriores, Yun Byung-se, dijo en Seúl que la zona de vigilancia aérea china ha agravado la de por sí difícil situaciion regional.

Advirtió que la situación podría dar un vuelco dramático y empeorar si los temas territoriales se mezclan con el nacionalismo, precisó un reporte de la agencia Yonhap.

La zona de identificación de defensa aérea impuesta por China el pasado sábado coincide con la ubicación de las islas Diaoyu, como denomina ese país a las que para Japón son las Senkaku, también demandadas por Taiwán.

Cada nave aérea de que ingrese a ese espacio aéreo a partir de las 10:00 del sábado, debe obedecer normas como reportar su plan de vuelo, mantenerse en comunicación de radio y dar información precisa, o enfrentará "medidas de emergencia defensiva".