Presentan con concierto resultados del proyecto "Música en armonía"

Con un concierto en el Auditorio Nacional, donde Arturo Márquez hizo el estreno mundial de su obra "Alas" (a Malala), dedicada a los grupos musicales comunitarios del planeta, se dieron a conocer hoy los resultados del proyecto "Música en armonía".

Tomaron parte 500 niños y jóvenes de toda la geografía nacional, integrantes de grupos artísticos pertenecientes al Sistema Nacional de Fomento Musical (SNFM), así como de agrupaciones musicales comunitarias que forman parte de esta iniciativa, quienes mostraron sus talentos y capacidades.

Enfocado como un programa artístico con vocación social, el proyecto forma parte de la iniciativa "Cultura en armonía", coordinada por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), y el SNFM, cuya meta es usar la música como herramienta de trasformación social para satisfacer las necesidades culturales de México.

El proyecto, que cuenta con el apoyo de gobiernos estatales y municipales, así como de esfuerzos privados y comunitarios, tuvo como presupuesto para el año que termina 92 millones de pesos, y se espera que para 2014 ascienda a 150 millones de pesos por el éxito obtenido.

Con esta iniciativa se busca recuperar y conservar las tradiciones, lenguajes y modos de creación musical de las comunidades. La meta es cubrir todo el país, con la idea de que todos los municipios estén involucrados en el Movimiento Nacional de Agrupaciones Musicales Comunitarias.

Este movimiento ha logrado posicionarse, hasta el día de hoy, en 18 estados del país, y está conformado por nueve mil 800 niños y jóvenes, alrededor de 100 agrupaciones entre orquestas, bandas, coros y ensambles, atendidos por 300 maestros y ocho asociaciones civiles.

La estrategia de la iniciativa consiste en crear una base social de agrupaciones musicales, detectar y atender a niños y jóvenes talento, y establecer un Sistema de Educación Profesional de Nivel Medio y Superior a partir del programa "Formando formadores".

El proyecto plantea cambios en la vinculación académica y artística, como la instauración de la Orquesta Escuela "Carlos Chávez" y la renovación del Sistema de Coros y Orquestas por un Sistema de Agrupaciones Musicales, con la intención de abarcar todo el país.

De la misma manera, se contempla el arreglo y adaptación de obras para la creación de repertorios propios, tarea que contará con la participación de diversos compositores mexicanos, quienes se involucrarán con las comunidades para recuperar sus costumbres musicales.

Hasta hoy, el proyecto se ha instaurado en poblaciones en situación de riesgo y violencia con el objetivo de fortalecer la identidad de esas comunidades, ayudar a combatir el miedo y recuperar la confianza de los pobladores, lo que permitirá restablecer el tejido social nacional.

A través de la música se pretende que niños y jóvenes transformen sus horas de ocio en arte, aprendan a trabajar en equipo, a tener respeto y disciplina, se sientan escuchados y pertenecientes a un grupo. Los boletos para el concierto "Música en armonía" se repartieron gratuitamente.

Los chicos seleccionaron 10 piezas para ejemplificar sus avances en materia interpretativa. Entre ellas, el "Son de la Libertad" de Sabina Covarrubias, "La Josefinita" de Uriel Bravo y Juan Méndez, "El jicote aguamielero" de Francisco Gabilondo Soler y "Sensemayá" de Silvestre Revueltas.

Hace unos días, el presidente del Conaculta, Rafael Tovar y de Teresa; Alejandra Frausto, directora general de Culturas Populares, y Eduardo García Barrios, coordinador nacional del SNFM, dieron a conocer el programa al tiempo que se dijeron orgullosos del proyecto.

El concierto de esta noche tuvo como sorpresa especial para los asistentes al recinto del Paseo de la Reforma el estreno mundial de "Alas" (a Malala), obra original que el maestro Arturo Márquez dedicó a las agrupaciones musicales comunitarias del planeta.