Preocupa en Cancún aumento de casos de sida entre jóvenes

A 30 años de que detectaron el primer caso del sida en México, "la población no aprende la lección, pues en el caso de esta ciudad cada vez más jóvenes son víctimas de la enfermedad", dijo el psicólogo Jorge Arturo Martínez Gutiérrez.

El especialista del Centro de Atención Integral a la Persona Inmunodeprimida agregó que es un tema bastante delicado, pues a Cancún se le conoce como un centro de proliferación del virus.

"De alguna manera se juntan diversas culturas muy condescendientes, turistas que vienen de un ambiente muy liberal y vienen aquí con la enfermedad y la dejan muchas veces sin ni siquiera saber que tienen el virus", señaló.

Advirtió que el problema es que la gente sigue sin tomar en su justa dimensión lo que implica contraer el sida, ya que son tres decenios y las cifras no disminuyen y, al contrario, se mantienen a la alza.

Por su parte, Sor María Virginia García, encargada de dicho centro de atención, indicó que los recientes meses se registró un aumento alarmante en el número de pacientes jóvenes con el virus del sida que va de 17 a 25 años, quienes ya están muriendo.

"Recibimos también a mujeres con recién nacidos y personas de hasta 45 años, pero lo alarmante es que son muchos jóvenes con la enfermedad", añadió.

En conferencia de prensa que ofrecieron para dar a conocer el inicio de una campaña para crear conciencia entre los jóvenes, la religiosa apuntó que en el centro de atención se reciben al año de 200 a 400 personas.

"En estos momentos -abundó-, se atiende a 30 personas en el centro de atención y que a otras 50 se les visita en sus casas".

De acuerdo con un reporte preliminar de la Secretaría de Salud de la entidad, en total se tienen mil 487 casos de VIH confirmados en la entidad, la mayoría en Benito Juárez con 623, Othón P. Blanco con 234 y Solidaridad con 206.

En cuanto a la actividad el 1 de diciembre, cuando se desarrolla el Día Mundial de la Lucha contra el Sida, adelantó que realizarán una "maratón de información" para hacer conciencia de la situación a la que se enfrentan los jóvenes ante ese padecimiento.