Reflexionan académicos sobre el concepto de la libertad en el CCU

La libertad como parte de la naturaleza humana y sus dimensiones culturales e históricas, así como los procesos que implica su ejercicio en la sociedad, fue el eje temático del primer encuentro "Conecta. Campus del pensamiento", que tuvo lugar hoy en el Centro Cultural Universitario (CCU), en esta ciudad.

En la Sala Miguel Covarrubias se dieron cita destacados académicos, como Álvaro Matute, Margo Glantz, Gonzalo Celorio, Juliana González, José Luis Ibáñez, Rosaura Ruiz, Carlos Martínez Assad, Herminia Pasantes, Vicente Quirarte y Julieta Fierro, para reflexionar sobre dicho tema.

En el encuentro, María Teresa Uriarte, coordinadora de Difusión Cultural de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), expresó que la institución académica que representa cuenta con un gran prestigio, puesto que la conforman "jóvenes llenos de esperanza e ilusión para optar por una libertad que les dé como fruto ser auténticos seres humanos en el mejor sentido de la palabra".

De acuerdo con un comunicado de dicha coordinación, Juliana González, profesora Emérita de la UNAM, mencionó que la naturaleza humana no está separa de la del resto de los seres vivos, y ésta se mantiene en diálogo con la determinación cultural.

Además, consideró que más que renegar, en la actualidad se debe sentir cómo la libertad es parte de la condición de los individuos, y que no es necesario derramar sangre para algún día encontrarla.

Por otro lado, la directora de la Facultad de Ciencias, Rosaura Ruiz, quien participó con la ponencia "Naturaleza, cultura y libertad", subrayó que ni el determinismo genético ni la cultura son correctos.

"La interacción entre genoma y ambiente dan el espacio para la libertad (...) Entender cómo nuestro comportamiento va a afectar a otros es fundamental", anotó.

Al exponer "El cerebro y los límites de la libertad", Herminia Pasantes, doctora en Ciencias, manifestó: "Toda decisión es un acto de libertad, pero es una libertad acotada, limitada, hasta prejuiciada por el cerebro. Por todo lo que ha guardado de los complejísimos mecanismos de la memoria.

En su oportunidad, Álvaro Matute, fundador de la cátedra de Historiografía Contemporánea de México, explicó -en la ponencia "Libertad histórica y libertad historiográfica"- las diferencias entre ambos conceptos y su mutua relación, así como el ejercicio libre en los historiadores.

Vicente Quirarte, investigador del Instituto de Investigaciones Bibliográficas de la UNAM, presentó la ponencia "El héroe y su libertad condicionada", en la que reflexionó sobre la herencia oculta en la figura de dichos personajes.

Mientras que Gonzalo Celorio, miembro de número de la Academia Mexicana de la Lengua (AML), dictó "La literatura como ejercicio de la libertad", en la que expuso: La novela es un género libertario y censurable, por lo que fue poco trabajada durante épocas de fuerte dominación, como lo fue en la Colonia.

En otro orden de ideas, Carlos Martínez Assad, especialista en temas relacionados con la historia regional de México, analizó la libertad que tiene que ver con la desobediencia, a través de la ponencia "A cada quien su libertad".

Margo Glantz, miembro de número de la Academia Mexicana de la Lengua (AML), participó con "No hay cosa más libre que el entendimiento humano", título que alude a una frase de Sor Juana Inés de la Cruz, a quien describió como una aguerrida luchadora por su libertad.

El profesor de teatro José Luis Ibáñez presentó la ponencia "De prisiones cargado", en la que refirió al escritor Pedro Calderón de la Barca, quien buscó plasmar la libertad en sus obras, además destacó que son los jóvenes quienes se deben de acercar a la obra de estos dos grandes autores.

Las conferencias del encuentro concluyeron con "Libertad con responsabilidad", a cargo de Julieta Fierro, directora general de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, quien subrayó que la libertad requiere trabajo y convicción, y puede ser dolorosa.

"No es sencillo ir en contra de las normas sociales y morales de una época. Es difícil evaluar las ideas diferentes, ya que lo nuevo asusta y produce inseguridad", declaró.

Durante el encuentro, el tenor Fernando de la Mora, acompañado de la Orquesta Juvenil Eduardo Mata, ofreció un concierto, en el cual se estrenó la pieza "Conecta", escrita especialmente para la ocasión y dirigida por Josefa de Velasco.