Inicia programa Bienestar Turístico en pro de comunidades de Yucatán

Dependencias estatales y federales pusieron hoy en operación el programa Bienestar Turístico cuyo objetivo central es impulsar proyectos sociales y comunitarios turísticos que permitan generar mejores condiciones de vida para la población maya y marginada de la entidad.

El gobernador Rolando Zapata Bello destacó que este programa en el que concursan organismos como las secretarías de Turismo federal y estatal, la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), también se orientan a que los visitantes conozcan y difundan la cultura y tradiciones de los pueblos de Yucatán.

Al presentar el programa en este municipio, el primer "Pueblo Mágico" del país, destacó que otro de los beneficios inmediatos del programa será dotar a las poblaciones beneficiadas de mejor infraestructura básica, con lo que también se les ayudará a salir del rezago.

Reveló que entre las primeras diez comunidades en las cuales se aplicará el programa, mismo que permitirá ser modelo para su réplica a nivel nacional, destacan varias localidades en las cuales el eje de atracción serán cenotes y grutas, pero también existen actividades como el apiturismo, es decir, la producción de miel por abejas nativas.

Como es de suponerse, abundó, estamos a favor del impulso de una actividad turística que aunque explote los atractivo naturales, no afecte el medio ambiente y el propio entorno natural.

Tras la entrega de recursos provenientes de fondos estatales y federales, precisó que entre los esfuerzos está el analizar y definir a qué mercados se orientará en específico la promoción de este tipo de turismo social, empero destacó que en la actualidad el visitante demanda una mayor interacción con las comunidades a las que viaja.

A su vez, el secretario estatal de Turismo, Saúl Ancona Salazar recordó que hace once años Yucatán fue innovador con el producto denominado "Pueblos Mágicos", lo que trajo consigo un mayor desarrollo económico para Izamal, así como más infraestructura, mejor organización social y proyectos turísticos "de gran visión".

Lo que ahora se busca, abundó, es tener un modelo donde el principal proyecto turísticos esté representado por los pobladores, que se ofrezcan nuevos servicios, que se incorpore a las comunidades locales y que se proteja de manera más efectiva al medio ambiente.

Esta clase de turismo es un gran generador de empleos, bienestar social y conciencia ecológica, además permite el auto enriquecimiento cultural, pero también permite ser más sensibles a las necesidades de las comunidades y mejora las relaciones entre comunidades y turistas.

Subrayó que una de los efectos más directos de este proyecto será el hacer frente y atender en forma directa la lucha contra la pobreza y a favor del mejoramiento del bienestar social, por ello esta primera fase prevé una inversión de 3.6 millones de pesos -80 por ciento de recursos provenientes de la CDI y 20 por ciento de la Sedesol local.