Asambleístas clausuran simbólicamente centros de atención de CFE

Los diputados locales Alejandro Ojeda y Gabriel Godínez Jiménez clausuraron de manera simbólica centros de atención de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por lo que consideran altos cobros de energía.

En entrevista, Ojeda Anguiano expresó que estas acciones significan "un ya basta a las violaciones de los derechos de los usuarios del servicio de energía eléctrica", tras señalar que si bien acudieron a la Secretaría de Energía para que se revise el manual de cobros, hasta el momento no hay respuesta.

El presidente de la Comisión Especial sobre el Suministro y Cobro de Energía Eléctrica indicó que esos cobros injustos se ha suscitado sobre todo en las delegaciones Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Iztacalco, Coyoacán, Tlalpan, Álvaro Obregón y Cuauhtémoc.

A pesar de un acuerdo firmado el 6 de junio por la CFE, la Asamblea Legislativa y el Gobierno del Distrito Federal, expuso, "hasta el momento no se ha resuelto nada porque la paraestatal se ha limitado a decir: pagan o pagan".

Declaró que el coordinador de Relaciones Institucionales y Desarrollo Social de la CFE, Carlos Flores Rico, dejó de ser interlocutor válido, porque firmó el convenio pero sin la intención de cumplir, a tal grado que al mes abandonó las mesas de atención ciudadana acordadas con la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).

El asambleísta del Partido de la Revolución Democrática (PRD) también señaló que continúa el acoso contra los ciudadanos, que van desde el corte del suministro del servicio hasta la amenaza de embargos, y "se llega al colmo de hacer cobros sin que los medidores aparezcan en la base de datos de la CFE".

A su vez el integrante de la Asamblea Nacional de Usuarios de la Energía Eléctrica, Alfonso Mancilla, convocó a la Comisión Federal de Electricidad a detener "los cortes ilegales y los retiros de medidores de los usuarios, ya que esta empresa no tiene ninguna facultad para cobrar en la zona centro del país".

Por ello anunció que el domingo 1 de diciembre realizarán una manifestación que partirá del Ángel de la Independencia y culminará en el Zócalo, para exigir "una tarifa social justa y el acceso a la energía como un derecho humano".