Analizan Sonora y Arizona tránsito transfronterizo de fin de año

Autoridades de esta frontera de Sonora y San Luis, Arizona, retomaron el análisis del tránsito vehicular y peatonal transfronterizo, que en la temporada invernal genera filas de espera de dos horas en ambos lados.

El regidor del Cabildo de San Luis, Arizona, Marco A. Pinzón, presentó una actualización informativa a miembros de la Comisión Arizona-México, para explicar la situación actual de los largos tiempos de espera para vehículos locales y el tráfico peatonal.

"Nuestro Cabildo está decidido a encontrar soluciones a nuestra situación actual del paso fronterizo. Necesitamos apoyo en conseguir que los vehículos puedan cruzar por la garita San Luis II como un punto de paso alternativo a San Luis I", dijo.

También se requiere el apoyo de otras dependencia y la asistencia en la obtención de fondos para hacer a corto y largo plazo mejoras en las aduanas y en los caminos de la ciudad por donde se conduce el tránsito binacional, dijo Pinzón.

El regidor señaló que el ayuntamiento de San Luis, Arizona trabaja con las autoridades del puerto fronterizo, el Departamento de Transporte de Arizona (ADOT), Administración de Servicios Generales (GSA) y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés).

Según el planteamiento, las filas de espera se generan porque miles de trabajadores del lado mexicano deben acudir en sus vehículos a laborar en los campos agrícolas de Arizona y California, en la temporada alta de cosecha de vegetales en invierno.

Desde su inauguración en 2011, la garita comercial San Luis II sólo es utilizada para el paso de camiones de carga, pues no está autorizada para automóviles livianos, lo que buscan ahora los funcionarios de ambos lados de la frontera.

El alcalde de San Luis Río Colorado, Leonardo Guillén Medina, manifestó que están al tanto de estas gestiones para abrir alternativas y agilizar el cruce transfronterizo, además de realizar de manera coordinada sus propios trámites en México.

Mencionó que en cuanto al lado mexicano, las autoridades están dispuestas a realizar los cambios necesarios para encontrar soluciones a corto plazo.